Evaluación y otros poemas

(Poesía)

Jorge Chavarro

Vivimos

Vivimos más allá de la victimización que nos hacen los prejuicios y perjuicios ajenos, y de la sarta de idioteces escritas cada minuto en ciento cuarenta caracteres.

Vivimos en y contra la corriente.

Vivimos más allá del sufrimiento de los que no logran entender que logramos nuestras metas siendo como somos.  Para ellos ser así solo debería conducirnos al fracaso.

Vivimos a pesar de la viga en nuestro ojo.  La paja en el ajeno es solo cuestión de perspectiva.

Vivimos a pesar de que el sentido común nos alerta que jamás el espíritu santo se posará en nuestras cabezas, para hacerle notar nuestra presencia a aquella mujer espléndida cuyas carnes soñamos.

 

*****

 

Preferiré ser cenizas

Preferiré ser cenizas
que osamenta,
así podré ser esparcido al viento,
o arrojado al agua de algún río,
o al mar directamente,
al cabo, de todas formas
siempre allí estaré llegando,
andando el viento
hasta encontrar las aguas
de algún arroyo,
o lo que sea
que por sí mismo camine,
y podré, de tener suerte,
alimentar corales,
y meter mis átonos
en la bella tarea
de darle sustento a su color,
y ser refugio de peces,
y langostas, y estrellitas de mar.

Preferiré ser cenizas que osamenta,
para no morirme de nuevo por el tedio
de estar metido en la cárcel de un osario.

 

*****

 

Una mujer perfecta

Yo podría haber sido algo así
como un ingeniero de genes y moléculas,
habría entonces diseñado para mí
una mujer de negra
ensortijada y suave cabellera,
verdes cafés los ojos,
suavísima piel
y senos firmes
con muy dulces y rosados pezones,
melosa la voz al reclamarme,
una mujer perfecta.

 

No ha sido necesario,
te he encontrado a ti.

 

*****

 

Medicina

Has sido el remedio a mis dolores
todos, las migrañas y el dolor de estómago,
las diarreas y los estreñimientos,
la solución a la necesidad de tener
sueños imposibles,
metas inalcanzables y tareas por acabar.

Hiciste necesario que los días
se terminaran pronto,
estás aquí previniéndome de infartos,
allegando razones para mantenerme sano
y controlar el peso,
mejorar el colesterol y evitar la diabetes,
no fuera que se tapen las arterias
y la erección se muera.

Te has instalado en mí para quedarte.

 

*****

 

Evaluación

Después de una juiciosa evaluación
revisando a conciencia cada parte tuya,
desde  la cabeza y cada folículo de piel y su cabello,
hasta las uñas de los dedos de los pies.

 

Después de escudriñar en la maraña de acciones y de ideas,
que me permiten ver el todo que te hace ser tú misma,
encuentro:
que te has subido de peso,
que me gusta más tu pelo al natural
que en el estatus de post peluquero,
que no me gusta la forma que tienes de decir
lo que no te gusta de mí,
y que no eres la misma
de cuando nos conocimos,
lo que en sí mismo representa una ventaja
porque perdiste los puntos negativos todos,
como el haber estado haciendo
tantas cosas por primera vez,
hasta que las aprendimos juntos.

 

También quiero que sepas
que entre tantas cosas inteligentes
dices una enorme cantidad de necedades,
que somos diferentes,
y no me estoy refiriendo a lo anatómico
que es la diferencia necesaria y ventajosa,
sino  a esa forma que tienes
para llamar las cosas, y hacerte
como si no fueras capaz ni de romper un plato,
además de no sentir por el fútbol
el frenesí  que yo siento,
ni por correr al aire libre
para poder comerme el mundo a bocanadas de viento,
y llegar a ti de nuevo como si otra vez
fuera a empezar la vida.

 

Sin embargo, al final e inevitablemente,
esas cosas todas son
las que me han hecho imposible
dejar de amarte.

Del Autor

Jorge Chavarro
Médico Colombiano actualmente residente en Houston, Texas. Su artículo sobre el conflicto Colombiano es un escrito presentado a la Universidad De Sam Houston en Huntsville, Texas, para ingresar a la maestría en español que actualmente cursa.