Almas de niña

Isabel Camblor

Almas brujas
Helena Cosano
Pigmalion Edypro, 2013

 

almas-brujas-helena-cosanoEl oficio de cuentacuentos en tan antiguo como la propia fantasía: desde Apuleyo hasta Andersen, pasando por Chaucer o el propio Cervantes, no hay escritor que se haya podido sustraer al impulso de narrar, aunque sea ocasionalmente, un pequeño relato, dirigido en general a los más menudos, pero también a aquellos que en su cuerpo de adulto aún guardan un corazón de niño. Y Helena Cosano tampoco se resistió a esa llamada y une su precisa pluma y su ágil estilo a todos los que la precedieron en esto de regalar sueños. Pero ella lo hace desde su propio corazón de niña, y eso añade una ingenuidad mágica a sus historias, que, en mi opinión, es su mejor aportación al género. Rigurosa literatura desde un alma de niña, preñada de un lirismo que aúna la poesía de la forma con la del contenido. Desde la vieja que observa como le habla mar en su incesante y milenario ir y venir hasta la pequeña mariposa que se cree hada y las olas de ese mismo mar mojan sus alas arrebatándole el polvo que le permite volar, encontramos en este maravilloso conjunto de cuentos las breves historias de muchas almas, todas ellas un poco brujas, como señala el título, pero todas ellas también, sea cuál sea la raza, la especie o la edad de los cuerpos que las encierran, almas de niña.