Ediciones Cátedra:
Tres décadas con la poesía

Jorge de Arco

Antología Cátedra de Poesía de las letras universales
Edición de José Francisco Ruiz Casanova
Ediciones Cátedra. Grupo Anaya. Madrid, 2013

 

antologia-catedra-poesia-letras-universalesEs habitual, que tanto a escritores como a lectores, se les pregunte en algún momento de sus vidas, cuál es o ha sido su libro o autor favorito. No hay duda, de que hay lecturas que nos dejan profunda huella y autores que convierten su obra en algo que puede resultarnos extremadamente familiar. Pero es innegable, que muchos de aquellos relatos, novelas, poemas, que quedaron marcados en nuestra memoria, llevan aparejados un determinado color, una determinada encuadernación, un tipo de letra…, que completan ese ritual que acompaña al mágico universo de los libros.

Y vienen a colación estas palabras, tras paladear la reciente Antología Cátedra de la Poesía de la Letras Universales, que en edición de José Francisco Ruiz Casanova, ve la luz con el habitual esmero que signa desde hace tiempo a este sello.

Son tantos años ya los que este crítico, lleva disfrutando y aprendiendo de los 470 títulos editados por Cátedra en esta colección, que resulta gozoso poder ver ahora reunidos a una amplia muestra de los setenta volúmenes dedicados a la poesía.

Se recogen aquí, pues, y en muy diversas lenguas  (griego, latín, árabe, chino, francés, rumano, portugués, italiano, inglés, alemán y ruso) obras clásicas y modernas de todos los tiempos, las cuales, durante estas tres últimas décadas, han ido conformando un imprescindible catálogo.

En 1998, el propio Ruiz Casanova, y con motivo del vigésimo quinto aniversario de la colección, se ocupó de la Antología Cátedra de Poesía de las Letras Hispánicas, compilación que se ha convertido ya en todo un clásico y que, a fecha de hoy, ha alcanzado su novena edición.

Además de las selección y disposición de los textos, Ruiz Casanova adereza este florilegio que comento con un jugoso prólogo, donde da cuenta de la tradición, importancia y vigencia que ha tenido la poesía en la historia de la humanidad. En él, anota: “El proceso de la escritura, como el de la lectura, implica la conciencia del tiempo y de sus límites. La Poesía es el metrónomo; el poeta y el lector, los ejecutantes. Las palabras se sitúan en un espacio que es, en realidad, el del tiempo.  Cada sílaba es la palpitación esencial del mundo hecha sentido en su asociación. Al leer restauramos la belleza -o la verdad- suspendida en el tiempo”.

Y, en efecto, cuando nos sumergimos en este caudal de lírica universal, sentimos cómo la citada belleza de cuánto aquí se canta y cuenta, es una precisa y cálida sinfonía que derrama una música inolvidable.

De  Homero (siglo VII a. de. C) a Anna Ajmátova (1899 – 1966), la nómina de elegidos es un regalo de excelente poesía, en donde caben, entre otros, Anacreonte, Calímaco, Lucrecio, Catulo, Virgilio, Horacio, Propercio, Ovidio, Juvenal, Wang Wei, Li Bai, Ibn Zaydun, Francesco Petrarca, Miguel Ángel Buonarotti, Giacomo Leopardi, Luis de Camoens, Víctor Hugo, Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, Marcel Proust, Mihail Eminescu John Donne, John Milton, William Blake, John Keats, Emily Dickinson, Ezra Pound, Fiedrich Hölderlin, Novalis, Rainer María Rilke…

Quede, entre tantos grandes de la lírica, un pequeño botón de muestra del poeta chino Lu Ji (261 – 303): “Y es que al beber la esencia de las palabras dichas y escritas, paladearás el muy dulce sabor de los Clásicos”.