Presente y pasado en ValleKas

Oración sangrienta en ValleKas
Alejandro M. Gallo
Reino de Cordelia, 2014

 

Oracion-sangrienta-en-Vallekas-librario-narrativa-otrolunes35Lejos quedan ya los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, en los que El Trini boxeó representando a España. La vida ahora ha cambiado para él, igual que lo hace para todo el mundo, igual que lo habrá hecho para el lector, que asiste a los cambios de Ramalho da Costa desde los suyos propios. Oración sangrienta en Vallekas es la tercera novela que Alejandro M. Gallo dedica al detective. Leer más…

La infinita travesía de un singular barquito de papel

Barquito de papel
Pedro Pablo Pérez Santiesteban
Editorial Entre Líneas, Estados Unidos, 2014

 

barquito-de-papel-librario-narrativa-otrolunes35Le es suficiente al poeta un barco de papel para rastrear esos mundos posibles e imaginarios, ciertos y fabulados que se extienden en la amplia geografía en que cualquier hombre sensible y presto a la experiencia descubre un puerto donde anclar.

Barquito de papel agrupa los apuntes del poeta Pedro Pablo Pérez Santiesteban (1957) de cuanto ha observado, desde la emoción, de ese mundo complejo y lleno de sutilezas que él con una poesía limpia y llena de goces vivenciales se desplaza, con sutileza, hacía lo lírico para dejarnos testimonio de esa mirada aguda y penetrante con que ha atravesado los mares más serenos y convulsos y cuanto se ha reflejado en ello. Leer más…

Aparentemente y otros poemas

Pedro-Pablo-Pérez-Santiesteban-orilla-otrolunes-35Pedro Pablo Pérez Santiesteban. Holguín, Cuba, 1957. [Escritor y Periodista]. Estudió Licenciatura en Contabilidad y Técnica Periodística, en las Universidades de Holguín y de La Habana. Ha publicado varios libros de poesía, cuentos y novela, entre los que se encuentran: Detrás de la ventana, La palabra en mi silencio, Entre cuentos y poesías, Plagio de lo humano (Poesía). En primera persona, Cuentos para un domingo (Cuento). Frente al espejo, Amparo la hija de Jacinta y Recaredo, El juego de la memoria, La ventana de cristal (Novela corta). Es Promotor Cultural y colabora con varias Revistas digitales e impresas de diferentes países como: Argentina, Venezuela, España, y Estados Unidos. Leer más…

Los libros y los días XXVII

Las pajas del pesebre,
Niño de Belén,
hoy son flores y rosas,
mañana serán hiel.

Lope de Vega

 

Supongo que habrá adultos a los que les guste la Navidad (hay gente para todo); adultos que disfruten con la imbecilidad reinante (dense un paseo por el casco viejo de este Madrid más degradado que nunca para comprobar lo que digo), el consumismo desaforado, las comilonas que arrasan los estómagos y empozan la inteligencia debido a la compañía de seres triviales a los que poco o nada nos une. Desde luego, no es mi caso. Por suerte, y quizá sea una de las pocas ventajas que tiene la senilidad, yo ya estoy exento de toda obligación y vivo estas fiestas con relativa calma. Recuerdo las Navidades cuando era niño. Mi padre me llevaba al campo a recoger musgo para luego decorar el belén. Mi madre se quedaba en casa adornando las naranjas con puntas y clavos, preciosas bolas que después colocaba en recipientes de cerámica pintada. Leer más…

Libros y retratos

Un escritor entre las orillas, un escritor dislocado

Eduardo Halfon - Foto cortesía Editorial Hanser.

Eduardo Halfon – Foto cortesía Editorial Hanser.

 

Considerado una de las voces más originales y genuinas de la literatura latinoamericana actual, Eduardo Halfon publicó sus primeros libros en 2003; su tercer libro, El ángel literario (Anagrama 2004), fue semifinalista del Premio Herralde y lo colocó definitivamente en el panorama literario hispanoamericano. Unos años más tarde, en 2007, el Hay Festival de Bogotá –que reunió a los más destacados narradores del continente menores de 39 años–, terminó por confirmarlo como uno de los “hijos del mestizaje cultural”, un cosmopolita “por herencia y vocación global” como lo afirmara con entusiasmo Winston Manrique Sabogal en El País. Leer más…

Selección de textos críticos sobre Eduardo Halfon

Eduardo Halfon - Foto cortesía de Ernesto Escobar Ulloa.

Eduardo Halfon – Foto cortesía de Ernesto Escobar Ulloa.

 

Estados Unidos

 

The New York Times
LA Times

 

***** 

 Reino Unido

The Guardian
The Independent

 

***** 

 

Alemania

Süddeutsche Zeitung
taz
Der Spiegel

 

***** 

 

Suiza

Neue Zürcher Zeitung
SRF Schweizer Radio und Fernsehen

 

***** 

 

España

El Cultural
La Vanguardia
El País
El Mundo

 

***** 

 

Francia

Terre d’Israël
Libération
Le Figaro
La Quinzaine littéraire

 

***** 

 

Brasil

Jornal do Commercio
O Globo

 

***** 

 

Chile

El Mercurio

 

***** 

 

Guatemala

elPeriódico
Prensa Libre

 

***** 

 

Costa Rica

Buensalvaje

 

***** 

 

Artículos académicos y ensayos

Regentas, irreverencias, cubanidades

La Regenta en La Habana
Teresa Dovalpage
Eriginal Books, Estados Unidos, 2014

 

la-regenta-en-la-habana-librario-narrativa-otrolunes35A la literatura cubana le falta juego, lo libertino e irreverente de lo lúdico. Y esa condición: el juego, la libertad, la irreverencia, es la amalgama sobre la que se asienta (añejándose en su esencia como los buenos vinos) la trama novelada por la narradora cubana Teresa Dovalpage en su obra La Regenta en La Habana. Leer más…

Eduardo Halfon, a modo de biografía

Eduardo Halfon - Foto: Paula Morales

Eduardo Halfon – Foto: Paula Morales

Nació en 1971 en Ciudad de Guatemala en la República de Guatemala. Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos. Durante ocho años, fue catedrático de Literatura en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

Su obra ha sido traducida al inglés, alemán, francés, portugués, italiano, holandés y serbio. En 2007, mediante una votación convocada por el Hay Festival y Bogotá Capital Mundial del Libro, fue elegido entre los 39 mejores escritores latinoamericanos menores de 39 años, siendo incluido en la selección Bogotá 39.

Leer más…

Un Puente Contracorriente

ediciones-el-puente-otrolunes-35

 

“Ediciones El Puente fue un proyecto editorial que funcionó “con medios propios y al margen de las instituciones oficiales” en un periodo histórico muy especial, que va desde 1961 hasta su cierre en 1965, en La Habana que acaba de vivir el fin de la dictadura de Batista y el triunfo de la Revolución.

El Puente constituye así “el primer movimiento cultural independiente de los años iniciales de la Revolución”.

Entre los escritores que publican en Ediciones El Puente se encuentran, además de su director José Mario Rodríguez, nombres como Reinaldo García Ramos, Ana María Simo, Nancy Morejón, Rogelio Martínez Furé, Isel Rivero, Georgina  Herrera, Gerardo Fulleda León, Nicolás Dorr, Ana Justina Cabrera, Manuel Granados, Miguel Barnet, Belkis Cuza Malé, Mariano Rodríguez Herrera, Joaquín G. Santana, Mercedes Cortázar, Guillermo Cuevas Carrión, Ana Garbinsky, Santiago Ruiz, Silvia Barros y el peruano Rodolfo Hinostroza, entre otros.

Una característica del proyecto es que los puenteros eran extremadamente jóvenes. Nacidos a partir de 1940 (eran adolescentes en el momento del triunfo de la Revolución), la mayoría tenía entre 18 y 22 años; ninguno llegaba a los 30. Según

Jesús J. Barquet, investigador de El Puente, este proyecto surgió porque los jóvenes sintieron “la urgencia por ser poetas publicados […], por inscribir libremente en el panorama poético y sociopolítico de entonces su propia voz joven y su derecho a un espacio público”. Su fundador José Mario sintió además una necesidad de “dar voz y espacio” a los jóvenes creadores4, un espacio que estos escritores no encontraron en los medios oficiales:

“Ni siquiera Lunes de Revolución, el semanario cultural del periódico Revolución, nos abría las puertas”, cuenta Isel Rivero, porque las estructuras oficiales surgidas con la Revolución “estaban cerrando el acceso a la gente joven.” José Mario logró crear un espacio abierto que posibilitó la publicación de 38 títulos (25 poemarios, 8 libros de cuentos y 5 obras de teatro) gracias a su extraordinaria capacidad de aglutinar a los jóvenes. El puentero Reinaldo García Ramos describe a José Mario como “un joven airado y simpático, homosexual feliz de serlo y sin deseos de disculparse por ello” y que quería ayudar a que “el proceso político no interrumpiera la continuidad de la cultura cubana”. Observa que “sólo un hombre imbuido de esa tenacidad, de ese fervor aglutinante, era capaz de crear y de mantener durante cuatro años, en La Habana de los 60, un proyecto editorial como Ediciones El Puente, que abría sus espacios con absoluta flexibilidad a los jóvenes escritores”.

Marlies Pahlenberg

Leer más…