Ah el mar y otros poemas

Poesía

Adán Echeverría

Adán Echeverría (Mérida, Yucatán, 1975). Realiza estudios de Doctorado en Ciencias en el Cinvestav, Unidad Mérida. Premio Nacional de Literatura y Artes Plásticas El Búho 2008 en poesía, Nacional de Poesía Tintanueva 2008, Nacional de Poesía Rosario Castellanos, (2007). Estatal de Poesía Joven Jorge Lara (2002). Becario del FONCA, Jóvenes Creadores, en Novela (2005-2006). Ha publicado los poemarios El ropero del suicida (2002), Delirios de hombre ave (2004), Xenankó (2005), La sonrisa del insecto (2008) y Tremévolo (2009); y el libro de cuentos Fuga de memorias (2006). Compiló en coautoría el documento electrónico en Disco Compacto Del silencio hacia la luz: Mapa poético de México. Autores nacidos en el período 1960-1989 (2008). Participa en Los mejores poemas mexicanos. Edición 2005 (2005). Ha publicado también La confusión creciente de la alcantarilla, Efory Atocha, 2012.

–**–

Hey tú    ésta es mi orina

cómo arde
ser la niña que nació en la noche
y se coronó en la madrugada
el jurado o el jumento para esta nueva
oportunidad que se nos abre
reveladora y hierática
no hay más que revolverse en la cantiga irrisoria
en la voluntad celeste del pinta labios
para besar y mordisquear testículos
En el lustroso glande nos hemos glorificado
por mi glande por mi glande por mi lustroso
y rojísimo glande
En cada glande te espero para ir  de ceremonia
como los calamares
que siempre andan de fiesta
Aló
¿Quién es?
El diablo mamá
Hey tú que ésta es mi orina
y he aprendido a escribir mi nombre
en la arena
pero cómo arde mamá
estoy goteando estoy ardiendo
escribí mi nombre en la arena
por mi glande por mi glande
cómo me arde el poema
que no es

 

–**–

Lo pequeño innecesario

En el principio ella se levantó la hoja de parra
su desnudez de gacela caminó hacia el Tigris
se inclinó para tocar con la punta de los dedos
el claror del agua           Yo desperté del coma

II
No hay porqué seducir al demonio
No
Demasiadas niñas hay que van al kínder
para necesitar de los burdeles

III
Esto de la violación tiene su encanto
al venirme siempre se me va la voz
y me queda algo como de remordimiento
Pero me hago al fuerte y siempre
siempre vuelve la erección
Así
no hay cosmologías ni religiones
que puedan detenerme

IV
El arrepentido siempre has sido tú
a qué negarlo
el circo es transparente y los leones están de fiesta
con las zebras tienes que entender
Cuando el poema calle
no habrá mayores temores que el incendio de los cuerpos
Si es que tienes tiempo ¿verdad?
Nada más hay para nuestros vagabundos
que estas miríadas de piojos las tres comidas al día
un litro de gasolina y los incendiados versos

 

–**–

Te odio de ocho de la mañana

hasta las diez de la noche
luego ella llega
y te juro
que no vuelves a importarme
hasta la mañana siguiente
a las ocho de la mañana
cuando ella se viste
me besa
y corre apresurada a su oficina

 

–**–

Sé que no soy un cómodo mariconcito

que se queja y se va quejando
Me duelen tanto los testículos de tanto andarlos sobando
Pero es que tu madre no ha llegado
y ya estoy que no me aguanto
Ven ratoncito mío
ven con papi
“los poetas callaron”
y en el silencio el llanto era una furia de gatos
desgarrándose
¿a qué hora llegará tu madre?
Nos sobra tiempo

 

–**–

El día es una luz tan clara tan clara

que me irrita todo amanecer
quisiera la noche amplia y eterna
La noche de Alaska y Dinamarca
La noche de Islandia Ahí por ser vampiro
te contratan en el bar
No hay rutinas impuestas
y cada dos días tienes libre los dientes
para volar y volar hacia orfanatos
y universidades

 

–**–

Ah el mar

Ese viejo depravado
que guarda sirenas en su interior
y manosea las desnudeces
de tanto bañista despistado

 

–**–

Me veía tan lindo con sotana

mi padre se sentía complacido
mi madre lloraba de emoción
unas mujeres trataban de mirar bajo mi vestidura
aquellos hombres me envidiaban
y yo sólo pensaba
en tus ojitos de doce años
me veía tan lindo con sotana

 

–**–

De cuando acá crees en la desobediencia

De cuando acá eres vegetariano
De cuando acá odias las corridas de toros
De cuando acá defiendes a los animales
De cuando acá eres atea o te preocupa el país
De cuando acá lees tantos libros
De cuando acá tienes 2585 amigos
“Usted ha sido bloqueado”

 

–**–

El mar es una simpleza hoy día

Se traga los derrames Los cadáveres
Tanta lata vieja Algunas ciudades
El mar el mar y su consentido humor negro
que nos hace llorar la humanidad perdida
mientras escogemos el traje de baño
Saltaron hacia mi
las muy depravadas
se colgaron de mis uñas
se metieron entre los dientes
me aguijonearon los ojos y ahí se están
gritando en mis oídos
Yo quise evadirlas y me emborraché
me sacudieron y me hicieron levantarme del suelo
me arrastraron al retrete
me hicieron vomitar la vida
el dolor la maldita depresión
se metieron como un maldito supositorio
y no tuve tiempo ni de reaccionar
me pellizcaron las muy putas
hasta que me tuvieron acá
amarrado frente a la hoja en blanco
esclavizado en la construcción del poema