Otro lunes. Revista Hispanoamericana de Cultura. Mayo 2007. Antilde;o uno. Número uno

Logotipo de La revista Otro lunes
Datos de la revista, mayo 2007, año 1, número 01
otrolunes.com >> Otra Opinión >> Señales

Carta pública a Amir Valle

Rafael Alcides

La Habana, 12 de octubre del año 2006.

Querido Amir:

Por dos veces me escribiste a principios de mes "con cierta urgencia. En el primer correo me invitas a colaborar en una revista digital que estás urdiendo con un grupo de entusiastas de los entornos literarios y sus afines, y en el segundo correo me propones participar en un documental fílmico donde yo, que tan solo he nacido, vendría a ser uno de los Robert de Niro de la cinta. Tarde te los respondo, porque son correos que no recibí hasta anoche. Yo no tengo ni teléfono, Amir. Ni teléfono. El correo me llega a través de una piadosa amiga. El electrónico. El otro, si es de afuera, del extranjero, sencillamente no me llega, y si me llega es abierto. Cosas del cartero, me imagino. No sé qué mal pude hacerle en la otra vida, porque en ésta ni lo había visto.

Mi respuesta es sí. A lo de la revista y a lo del documental. Redondamente sí. Te prometo esperar en casa con café y mi buena memoria de costumbre a tus camarógrafos. En cuanto a la colaboración mensual para la revista, dala por empezada, si quieres, con esta carta que pretendía, sobre todo, ayudarte con dos palabras de consuelo que no lo parecieran ahora que me has dejado más helado que un helado de mantecado con la noticia de que desde octubre del año pasado estás en la calle y sin llavín, aunque, provisionalmente, gracias a Dios, protegido por la misericordia alemana.

Pues por lo que a vuela pluma me contabas en tu primer correo, el Gobierno cubano te cerró la puerta, no te permite regresar a tu país, al país donde naciste, donde has cortado caña, recogido café y dejado tres cuartas partes de tu vida haciendo guardias por si vinieran los americanos, y donde tienes tus pantuflas, todavía calientes, las pobrecitas, como las dejaras el año pasado al salir para España a presentar tu nueva novela, aguardándote insomnes debajo de la cama.

Volveré sobre este tema, ya que para mí el dolor, la tristeza, el extrañamiento o la nostalgia de un par de pantuflas son tan conmovedores como los de una persona. Antes, a fin de seguir un orden, tengo algo que decir sobre el documental en que andas metido.

El título, "Así es Cuba", no me motiva, demasiado rotundo. Como cuando se habla de una mujer o se comenta una obra de arte, Cuba no es de este modo ni es del otro, es según quien la mire o la sienta. Abreviando, Cuba es una noción, no una teoría. En esto la ciencia está de más.

Lo que tú y tus compañeros de exploración intentan es una Exploración de Cuba, digamos una Indagación de Cuba, por seguir el método de otro estudioso de Cuba, el explorador Mañach. En fin, ustedes pretenden arribar a una idea probable de Cuba mediante la exposición de muchas ideas sobre ella. Así llegamos a un probable "Ideas de Cuba", digamos, título de triple lectura por incluir espectador, ponente (testimoniante), y Cuba misma en tanto visión de terceros, en tanto relato, existencia móvil cambiante como las nubes.

Es decir, la Cuba que cuenta mientras se dejaba contar, ya que el relato de quien lo cuenta no es el relato de quien lo escucha. Y aun existiría, entre ambos relatos, según lo adivino, un tercer relato - sólo legible para la Divinidad-: el relato mudo de la situación que diera lugar al relato, siempre listo, en su eternidad, para ser reinterpretado por un nuevo relato y luego por otro y después por otro, y así una y otra vez hasta el infinito, pero, siempre también, en cada oportunidad, seguro de ver al narrador repetir su fatal fracaso. En fin, mediten, mediten el título. He pensado en "Hablan de Cuba". En cuanto al desamparo en que el Gobierno cubano te ha dejado, me asustas, Amir, me asustas. Carilda se desordenaba, yo me asusto.

¿Qué dice el Gobierno? ¿Qué te pasaste un mes en tu permiso de salida del país? Eso es muy grave, Amir, tú no lo comentes. La gente de por sí es imaginativa, y más el europeo que conoció de cerca el fascismo. No hay que ser adivino para escucharlo ya diciendo que cómo se atreve el Gobierno cubano a criticar el maltrato que le dan los americanos a los árabes detenidos en la Base de Guantánamo (que es verdad que los maltratan) o cómo no le da pena andar por el mundo reclamando la libertad de los 5 detenidos en Estados Unidos, siendo Cuba una cárcel de la que no todos pueden salir y a la que ahora no te dejan volver.

Porque por allá hablan de cárceles atestadas de presos de conciencia, mencionan periodistas cumpliendo penas interminables, no sé si lo has oído; esa gente no se quiere la lengua, Amir. ¿Qué es eso, dirán ahora al enterarse de este malentendido que ha habido contigo, de que el cubano salga al extranjero con los días contados como si fuera un soldado de pase? ¿Qué es eso de que el cubano que ha fijado su residencia en el extranjero tenga, al volver a su país, que hacerlo como turista?

Dados a especular, no me extrañaría oírlos decir que esto que te ha sucedido inaugura en nuestro país un nuevo método para librarse del escritor incómodo. Meterlo en la cárcel daba lugar al escándalo internacional, dejarlo afuera también lo dará. Pero será un escándalo menor. Con el escritor Amir Valle, seguirían diciendo, reedita Cuba la estrategia del destierro: método que introdujeran en el país las autoridades coloniales españolas y profesara en la República otro gran déspota sufrido por la Isla: el tirano Machado

¿Te das cuenta de la gravedad de semejante especulación, Amir? Porque esto, dicho así ante el que no sabe, dejaría al Gobierno cubano repitiendo fórmulas ¿de quiénes? ¿Eh, de quiénes? No, tú cállate la boca, tú no digas nada; no le des ese gusto a la lengua de esa gente. Que se jodan. Si les escribes al Papa o al Secretario General de la ONU para que ellos intercedan por ti ante el Gobierno cubano, hazlo muy (pero muy) en privado, que en tu caso, Amir, no ha habido mala fe. Ha habido precipitación.

Y un abrazo, hermano, que el espacio máximo que me indicaras para mi colaboración acaba de acabarse. Y salúdame a los alemanes.

Otra Opinión

Señales

Por
Rafael
Alcides

Carta pública a Amir Valle

Yo no tengo ni teléfono, Amir. Ni teléfono. El correo me llega a través de una piadosa amiga. El electrónico. El otro, si es de afuera, del extranjero, sencillamente no me llega, y si me llega es abierto. Cosas del cartero, me imagino.

Palabras de revés

Por
Amir
Valle

Una revista es una revista es una revista...

Dicen que a la tercera es la vencida. Eso espero. Hace unos años, cuando en esa isla que llamamos Cuba no existían las revistas literarias digitales que hoy pululan, a cierto escritor se le ocurrió...

Sin embargo

Por
Alejandra
Costamagna

Vidas mínimas

"Hay hijos que nunca vieron a su padre, ni en fotos. Y hay otros que probablemente estén llenos de fotos de su padre, y sin embargo nunca lo hayan visto bien, o nunca se hayan tocado el alma"...

Carga de caballería

Por
Armando
de Armas

Jung y los masones en el futuro de la isla

Ya a mediados del siglo pasado Carlos Gustavo Jung alertaba sobre la catástrofe que acecha a Occidente desde su flamante entrada a la modernidad; no por la modernidad misma, sino por la neurosis colectiva que produce el distanciamiento del hombre de lo numinoso...

Carta desde el norte

Por
Edmundo
Paz Soldán

Figuras de la ley

Hércules Poirot, el detective belga, andaba por el mundo resolviendo casos con arrogancia y displicencia. Bajo de estatura, calvo y con mostachos, Poirot era una figura cómica, una suerte de pariente cercano de Chaplin.

Paperback writer

Por
Ladislao
Aguado

Final de viaje y otros sones

Cuando se produjo el fin de los sistemas comunistas de Europa del Este, los intelectuales(...) "No sabían reinventarse en condiciones libres, no sabían qué hacer con la libertad"...

Volver arriba
Google Custom Search
Tamaño de letra:

Imagen de portada:

"Martí"

Damaris Betancourt. 2006

Sumario

Este Lunes

Política y religión en Cuba en los siglos XIX y XX

Leonel A. de la Cuesta

Discurso en defensa de Pavón

Pío E. Serrano

Notas (para una conversación) sobre la diáspora cubana

Jorge Luis Arcos

La isla numerosa

Luis Manuel García

Desventuras de la "conciencia crítica" en la Cuba del "sí"

Duanel Díaz

La Rebelión de los Enfermos

Carlos A. Aguilera

Lunes de Revolución y la Revolución de Lunes

William Luis

Noticias sobre el día después. Primera parte: La isla

Ladislao Aguado

Gastón Baquero, conciliador y discrepante

León de la Hoz

Otro lunes Conversa

Con José Lorenzo Fuentes

El hombre tranquilo

No hay última vez

Cuento inédito de J. L. Fuentes

Punto de mira

Exilio: ¿ruptura o continuidad?

Antonio Álvarez Gil

Armando de Armas

Joel Franz Rosell

Odette Alonso Yodú

Ricardo Ortega Nápoles

Cuarto de visita

"La humanidad tiene un contrato de fe"

Entrevista al escritor albanés Arian Leka

Amir Valle

La serpiente de la casa

Fragmento de novela de Arian Leka

Unos escriben

Guillermo Vidal

Otros miran

Damaris Betancourt

En la misma orilla

Omisiones, olvidos

Félix Luis Viera

Conjuro para fundir la nieve...

Katherine E. González

¿Seremos famosos Pepe?

Francis Sánchez e Ileana Álvarez

Escrito sobre el hielo

Alberto Rodríguez Tosca

Introducción de Juan Manuel Roca

Poemas

Libre-mente

Cuba: la escritura carcelaria

Rafael E. Saumell

Recycle

Los impedimentos de la literatura

George Orwell

De lunes a lunes

Carta abierta de Enmanuel Tornés

Carta de Santo Domingo

Librario

Pallá y Pacá

Mario G. de Mendoza

Fantasía roja

Iván de la Nuez

Todos los buitres y el tigre

José Luis Arzola

Palabras de mujer

Olga Connor

Otro lunes. Revista Digital. Tlf: +34 686 111 523. info@otrolunes.com
  • Icono de XHTML 1.1 Válido
  • Icono de CSS 2.1 Válido
  • Icono de conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • Conforme WCAG 1.0 Nivel AAA - Revisado con HERA.
  • TAW. Nivel triple A. WCAG 1.0 WAI

Web optimazada para todas las resoluciones de pantalla y los navegadores: Firefox 2, Internet Explorer 6 y 7, Opera 9 y Netscape 8.1 para PC y Firefox para Mac.