Otro lunes. Revista Hispanoamericana de Cultura. Mayo 2007. Antilde;o uno. Número uno

Logotipo de La revista Otro lunes
Datos de la revista, mayo 2007, año 1, número 01
otrolunes.com >> Sumario >> Este Lunes

Lunes de Revolución y la Revolución
de Lunes

William Luis

Página 1

I

El suplemento literario

El Boom de la novela hispanoamericana coincide con el triunfo de la Revolución Cubana y la actividad literaria que florece en Cuba en la década de los sesenta contribuye enormemente al desarrollo de la literatura en el mundo de habla hispana. Si los acontecimientos que se relacionan con la Revolución Cubana fueron necesarios para el desarrollo de la novela del Boom, Lunes de Revolución inicia dicho proceso y sus páginas se convierten en el vehículo que mejor expresa la literatura y la cultura cubanas en los inicios de los sesentas, reuniendo muchas de las características que se asociarían, más tarde, con el fenómeno literario del Boom.1

Lunes de Revolución con calidad inigualable y resonancia global, es la primera revista que se crea en la Revolución y una de las más importantes de Hispanoamérica. Nace como suplemento literario de Revolución, periódico oficial del Movimiento 26 de Julio que llevó a Castro al poder, bajo la dirección de Guillermo Cabrera Infante y la subdirección de Pablo Armando Fernández. Lunes reunió a muchos de los escritores que se encontraban en Cuba y otros que regresaron después de haberse ausentado durante los últimos años de la dictadura batistiana. Desempeñó una función muy diferente a otras revistas de períodos anteriores. Si éstas intentaron promover una determinada filosofía, el suplemento, por el contrario, atrajo a un grupo de escritores de diferentes ideologías, géneros y generaciones. Tampoco fue un magazín exclusivamente literario; en él se publicaron tanto textos literarios como políticos: se cuestionaba las diferencias entre unos y otros y los editores no enfatizaban su distinción. Desde esta perspectiva Lunes era una revista avant-garde. El factor más sobresaliente que atrajo a los escritores a Lunes fue el deseo de escribir e identificarse con la Revolución. Ambos, el magazín y el periódico, contribuyeron a una nueva manera de pensar que intentaba destruir los viejos valores para crear otros de mayor coherencia y alcance.

Lunes se publicó durante dos años y medio, desde el 23 de marzo de 1959 hasta el 6 de noviembre de 1961, y en ese corto período de tiempo ganó gran reconocimiento y se convirtió en unos de los suplementos literarios más meritorios del siglo veinte. Su crecimiento fue paulatino pero constante: el primer número tenía sólo seis páginas y el último llegó a las manos del lector con sesenta y cuatro páginas. Por su significativa importancia llegó a distribuirse en mayor número de ejemplares que cualquier otro suplemento publicado en las grandes ciudades. Comenzó con una circulación de cien mil ejemplares y alcanzó doscientos cincuenta mil, convirtiéndose en el suplemento literario más leído e importante en la historia de la literatura cubana y probablemente en la del mundo occidental.2

El Movimiento 26 de Julio y Lunes fueron representativos de la modernidad. Si la historia implica una afirmación del pasado, entonces modernidad es un deseo de ruptura con ese pasado a fin de originar un nuevo comienzo. Tanto líderes cubanos como escritores, en sus campos respectivos, quisieron distanciarse de las tendencias políticas y literarias previas y promover un nuevo comienzo.3 Lunes puede considerarse como parte de una revolución; su intención fue la de ser moderna e incorporar las ideas artísticas y literarias del momento. Con las recomendaciones de Jacques Brouté, el primer diseñador artístico de Lunes, el suplemento adquirió las características de un periódico tabloide o popular con ilustraciones, muy semejante al L'Express francés. Brouté, Roberto Guerrero, Tony Évora y Raúl Martínez, en esa sucesión, se desempeñaron como diseñadores artísticos y cada uno enriqueció el suplemento con sus respectivos talentos. Con Martínez Lunes se caracterizó por cualidades surrealistas que dieron a la revista su identidad gráfica.4

Fue la primera revista en su categoría que surgió bajo el nuevo gobierno y sus editores intentaron ser inclusivos e incorporar los amplios valores del Movimiento 26 de Julio. También ellos fueron conscientes de ser modernos; obsérvese que lunes es el primer día de la semana laboral y por tanto constituye un principio, es decir, un nuevo comienzo. Desde su inicio representó un foro cultural de importancia; muchos escritores y artistas que residían en Cuba, y otros auto-exiliados que regresaban a la isla, vieron en la revista un medio apropiado para dar a conocer sus ideas y obras. El suplemento atrajo a los mejores escritores y artistas jóvenes de aquel momento. A algunos los unía la amistad y otros habían trabajado juntos en otras revistas literarias como Orígenes, Ciclón y Nuestro Tiempo.

Lunes se asemejaba a algunas de las revistas pre-revolucionarias, y a pesar de que tomaba como modelo los tabloides franceses, incluía, además, ideas provenientes de la sección de crítica cinematográfica de Cabrera Infante que aparecía en Carteles, de los años 50, y de Virgilio Piñera, que fue uno de los editores de Ciclón. Es posible notar un vínculo entre publicaciones previas y Lunes, pero en particular con Revolución, cuyos primeros números incluían la sección "Nueva Generación". De hecho existe un nexo entre la página literaria "R/en el arte/en la literatura/R" (Revolución en el arte/en la literatura Revolución) y Lunes de Revolución, como se señala en el primer número de Lunes y como lo subraya Matías Montes Huidobro.5 Es más, algunos de los escritores que contribuyeron a la sección literaria de Revolución también colaboraron en el suplemento literario del periódico.

Lunes, entre otras cosas, agrupó a diversos escritores cubanos, poniéndolos en contacto con otros en el exterior. El suplemento proveyó a los escritores del medio de participación e identificación en la edificación de la nueva sociedad, pero al mismo tiempo prefiguraría los desacuerdos entre los escritores que apoyaban la Revolución, marcado más tarde, en 1971, con el "Caso Padilla," que llevó a este aspecto del Boom a su fin 6

Durante su existencia, Lunes fue un suplemento nuevo, innovador y democrático. La literatura no fue representada como una categoría estrecha y para una élite sino que tenía implicaciones amplias para que estuviera al alcance del lector. La revista publicó obras de escritores cubanos de todas tendencias, géneros y generaciones. Pero no se limitó a ello; también incluía obras producidas en Norteamérica, la Europa comunista, Asia, África y Latinoamérica. Entre las obras de autores de habla hispana se encuentran las colaboraciones de intelectuales como Pablo Neruda, Jorge Luis Borges, Octavio Paz, Federico García Lorca y Picasso; también se publicaron obras de otras figuras luminarias de la literatura europea, como Jean Paul Sartre, Albert Camus, James Joyce, Franz Kafka, Marcel Proust y T. S. Elliot. Asimismo, Lunes concedió espacio a escritores poco conocidos como es el caso del polaco Bruno Shultz, y no sólo dio a conocer artículos literarios, sino también ensayos políticos escritos por Fidel Castro, el Che Guevara, Mao, Lenin y Trotsky. El suplemento abarcó, sin diferenciación, todo tipo de meta-narrativa y su contenido heterogéneo, puede decirse, fue netamente postmoderno.7

El espectro de información que ofreció fue muy amplio y disímil. Publicó números especiales consagrados a artistas como Emilio Ballagas (26), Pablo de la Torriente Brau (42), José Martí (93), Pablo Neruda (88), Federico García Lorca (119) y Pablo Picasso (129). Pero no se limitó al mundo hispanohablante, sino que incluyó también a algunos de la Europa Comunista y de Norteamérica, como Anton Chekhov (91), Ernest Hemingway (118) y Constantin Stanislawski (125). También se publicaron números especiales dedicados a artistas de países del tercer mundo como Guatemala (22), la República de China (108), Laos (114), Vietnam (116) y Corea (117); otros de Reforma Agraria (10), del Movimiento 26 de Julio (19), además, se destacaron temas relacionados con conflictos de los negros en Estados Unidos (66).

En su estudio del suplemento, Ibis Rosquete y Ricardo Moreno ofrecen las siguientes estadísticas de los 129 números del magazín y de los 1432 textos que se recogen en sus páginas: "Digamos, por ejemplo, que de los materiales publicados el 54,2 por ciento se centró en la problemática nacional, mientras que la literatura (552 textos) y la política (331) se destacan como las más recurrentes. De las 543 firmas aparecidas, 318 pertenecen a autores cubanos y los que mayor frecuencia presentan son José Álvarez Baragaño (48), Virgilio Piñera (35), Antón Arrufat (27), Oscar Hurtado (25), Calvert Casey (24), Guillermo Cabrera Infante (23), Pablo Armando Fernández (23), Rine Leal (22), Edmundo Desnoes (21), Natalio Galán, Matías Montes Huidobro y Heberto Padilla (16) y Nicolás Guillén (15)".8 A pesar de que era una revista de carácter heterogéneo, reflejaba el sentimiento, fuertemente nacionalista y anti-imperialista, que existía en Cuba durante los primeros años revolucionarios.

Lunes, además, influyó en otros aspectos de la cultura cubana, ya que los miembros dirigieron la programación, primero del canal 2 de televisión, luego del 4, y también patrocinaron un programa de televisión semanal que aparecía en pantalla los lunes por la noche, llevando a los hogares presentaciones como los musicales de Ignacio Piñeiro y de Jazz; la representación de "Abril es el mes más cruel" de Cabrera Infante e incluso el documental controversial que marcó los cambios radicales que estaban por venir, P.M. (1961). Orlando Jiménez-Leal, codirector de P.M., era uno de los camarógrafos del programa televisivo así como el responsable del departamento de filmación de Lunes.9 El personal de Lunes mantenía también un programa televisivo de teatro con obras de Tennessee Williams y Chejov y otras como Electra Garrigó (1943), de Virgilio Piñera y La cantante calva (1950), de Eugene Ionesco. Igualmente, informaba al público de las nuevas tendencias artísticas y literarias de la época y contaba con una compañía grabadora, Sonido Erre, y una editorial, Ediciones Erre, que promovían obras cubanas.10

Anterior 1 | 2 | 3 | 4 | notas Siguiente

Otra Opinión

Señales

Por
Rafael
Alcides

Carta pública a Amir Valle

Yo no tengo ni teléfono, Amir. Ni teléfono. El correo me llega a través de una piadosa amiga. El electrónico. El otro, si es de afuera, del extranjero, sencillamente no me llega, y si me llega es abierto. Cosas del cartero, me imagino.

Palabras de revés

Por
Amir
Valle

Una revista es una revista es una revista...

Dicen que a la tercera es la vencida. Eso espero. Hace unos años, cuando en esa isla que llamamos Cuba no existían las revistas literarias digitales que hoy pululan, a cierto escritor se le ocurrió...

Sin embargo

Por
Alejandra
Costamagna

Vidas mínimas

"Hay hijos que nunca vieron a su padre, ni en fotos. Y hay otros que probablemente estén llenos de fotos de su padre, y sin embargo nunca lo hayan visto bien, o nunca se hayan tocado el alma"...

Carga de caballería

Por
Armando
de Armas

Jung y los masones en el futuro de la isla

Ya a mediados del siglo pasado Carlos Gustavo Jung alertaba sobre la catástrofe que acecha a Occidente desde su flamante entrada a la modernidad; no por la modernidad misma, sino por la neurosis colectiva que produce el distanciamiento del hombre de lo numinoso...

Carta desde el norte

Por
Edmundo
Paz Soldán

Figuras de la ley

Hércules Poirot, el detective belga, andaba por el mundo resolviendo casos con arrogancia y displicencia. Bajo de estatura, calvo y con mostachos, Poirot era una figura cómica, una suerte de pariente cercano de Chaplin.

Paperback writer

Por
Ladislao
Aguado

Final de viaje y otros sones

Cuando se produjo el fin de los sistemas comunistas de Europa del Este, los intelectuales(...) "No sabían reinventarse en condiciones libres, no sabían qué hacer con la libertad"...

Volver arriba
Google Custom Search
Tamaño de letra:

Imagen de portada:

"José Martí"

Damaris Betancourt. 2005

Sumario

Este Lunes

Política y religión en Cuba en los siglos XIX y XX

Leonel A. de la Cuesta

Discurso en defensa de Pavón

Pío E. Serrano

Notas (para una conversación) sobre la diáspora cubana

Jorge Luis Arcos

La isla numerosa

Luis Manuel García

Desventuras de la "conciencia crítica" en la Cuba del "sí"

Duanel Díaz

La Rebelión de los Enfermos

Carlos A. Aguilera

Lunes de Revolución y la Revolución de Lunes

William Luis

Noticias sobre el día después. Primera parte: La isla

Ladislao Aguado

Gastón Baquero, conciliador y discrepante

León de la Hoz

Otro lunes Conversa

Con José Lorenzo Fuentes

El hombre tranquilo

No hay última vez

Cuento inédito de J. L. Fuentes

Punto de mira

Exilio: ¿ruptura o continuidad?

Antonio Álvarez Gil

Armando de Armas

Joel Franz Rosell

Odette Alonso Yodú

Ricardo Ortega Nápoles

Cuarto de visita

"La humanidad tiene un contrato de fe"

Entrevista al escritor albanés Arian Leka

Amir Valle

La serpiente de la casa

Fragmento de novela de Arian Leka

Unos escriben

Guillermo Vidal

Otros miran

Damaris Betancourt

En la misma orilla

Omisiones, olvidos

Félix Luis Viera

Conjuro para fundir la nieve...

Katherine E. González

¿Seremos famosos Pepe?

Francis Sánchez e Ileana Álvarez

Escrito sobre el hielo

Alberto Rodríguez Tosca

Introducción de Juan Manuel Roca

Poemas

Libre-mente

Cuba: la escritura carcelaria

Rafael E. Saumell

Recycle

Los impedimentos de la literatura

George Orwell

De lunes a lunes

Carta abierta de Enmanuel Tornés

Carta de Santo Domingo

Librario

Pallá y Pacá

Mario G. de Mendoza

Fantasía roja

Iván de la Nuez

Todos los buitres y el tigre

José Luis Arzola

Palabras de mujer

Olga Connor

Otro lunes. Revista Digital. Tlf: +34 686 111 523. info@otrolunes.com
  • Icono de XHTML 1.1 Válido
  • Icono de CSS 2.1 Válido
  • Icono de conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • Conforme WCAG 1.0 Nivel AAA - Revisado con HERA.
  • TAW. Nivel triple A. WCAG 1.0 WAI

Web optimazada para todas las resoluciones de pantalla y los navegadores: Firefox 2, Internet Explorer 6 y 7, Opera 9 y Netscape 8.1 para PC y Firefox para Mac.