OtroLunes. Revista Hispanoamericana de Cultura. Enero 2010. Antilde;o cuatro. Número once

Logotipo de la revista OtroLunes
Datos de la revista, enero 2010, año 4, número 11
otrolunes.com >> Sumario >> Otras voces hispanas

Elia Barceló y los mundos imaginarios

 

por Amir Valle

No por gusto se le ha llamado “la Dama de la Ciencia Ficción y la literatura fantástica de España”. Lees sus libros y notas que se trata de algo fuera de lo común, una verdadera imaginería anclada en un profundo conocimiento de las verdades humanas, y no ese retablo de esquemas superficiales que se vende en librerías y salas de cine como éxitos del género.

Elia Barceló, junto a la cubana Daína Chaviano y a la argentina Angélica Gorodischer son consideradas las tres cumbres del género en lengua española. Y aunque sea cierto que ellas conforman eso que se ha llamado “la trinidad femenina de la ciencia ficción en Hispanoamérica”, yo prefiero eliminar esa incómoda palabrita “femenina” y decir que ellas son autoras de la mejor literatura de ese género que hoy se escribe en español. Así de simple, sin etiquetas discriminadoras.

Desde la aparición de Sagrada, allá en 1989, la narrativa de Elia Barceló se notaba distinta. Y la lectura de cualquiera de sus novelas desde la excelencia de El secreto del orfebre, del 2003, hasta Las largas sombras, del recién concluido 2009, ofrece un amplio diapasón de todas las cimas de calidad alcanzadas a lo largo de estos 20 años desde que su nombre comenzara a sonar en las letras de España.

En una de nuestras conversaciones en Semana Negra, en Gijón, me contó que incluso su primer escrito, que según ella era algo indefinible genéricamente, se movía por los lindes de la ciencia ficción; que el cuento le sirvió para ir dando pasos cada vez más confianzudos dentro de esa temática, pero que la publicación de Sagrada, por Ediciones B, una noveleta o relato largo de poco más de 100 páginas, le supuso un reconocimiento que ella misma no esperaba, aunque como todo escritor que se inicia, lo soñaba. Desde entonces hasta hoy, Elia ha ido creando ese universo imaginario propio que alcanza cumbres de configuración literaria como “Umbría”, ese sitio mítico que aparece en El vuelo del Hipogrifo y El secreto del orfebre (ambas publicadas por la muy respetada editorial española Lengua de Trapo). Aunque para llegar a esa altura haya tenido que atravesar algunos momentos difíciles, como el que se produjo cuando su novela Consecuencias naturales, de 1994, la enfrenta a otros escritores del fantástico español, a partir de un tratamiento muy especial que ella hace del machismo, que fue entendido como un ataque contra los hombres.

Escribo lo anterior con toda intención: nótese, quiero decir, que aunque sus mundos imaginarios se ubican en los precisos terrenos de la ciencia ficción y la literatura fantástica, no se trata de una obra que anda por los cielos, sin anclas echada en esta tierra que habitamos. De ese modo, como ella misma confiesa, Umbría, su territorio novelado, nace en el recuerdo de una España que la niña Elia vivió, y es un sitio donde la nostalgia gravita como igual gravitan ciertas esencias mágicas de todo espacio fantástico. De ese modo, como ella misma ha repetido en algunas entrevistas, sus personajes, escenarios, tramas, le sirven para ofrecer una mirada crítica sobre el presente a partir de un profundo conocimiento de la historia que ha vivido su país, y el mundo, hasta el momento en que se escribe la novela. “Las numerosas aristas de lo mágico pueden ser un camino muy directo a la más directa de las criticas sociales”, dijo en una de sus intervenciones durante la Semana Negra de 2004.

Sus mundos imaginarios, además, incluyen una cota abierta de espacios fantásticos, cada uno de ellos rico en posibilidades expresivas, con lo cual su obra se distingue porque no desanda los trillados caminos del género: la mezcla de historia y fantasía, realidad y absurdo, amor y odio, religión y cultos paganos, brujería, terror, intriga apegada al cauce de la novela negra con la más cotidiana de las estrategias de vida: la vida misma que nos ocupa en estos años de cierre de siglo e inicio de un nuevo milenio (con todas las particularidades comunicativas que ese escenario permite) son claves para ese éxito, para esa especificidad distintiva en la narrativa de Elia Barceló.

Google Custom Search
Tamaño de letra:

Imagen de portada:

José María Merino

Fotografía

Sumario

Este Lunes

Las lenguas prohibidas

Rafael rojas

El flamenco y América Latina: un habla de ida y vuelta

Fernando Iwasaki

Condenado por tener hambre: Pánfilo, el estado peligroso y la situación de los cubanos negros

Leonel A. de la Cuesta

Contra la impunidad

Sanjuana Martínez

Por una nueva concepción de la Sociedad, el Estado y el Derecho cubanos

Faisel Iglesias

¿Quién es Herta Müller?

Esther Andradi

La nueva utopía: Un día sin mexicanos & A wonderful world

Alfredo Antonio Fernández

Unos escriben

José María Merino

Otros miran

Gustavo Acosta

OtroLunes conversa

con Alejandro Aguilar

“No soy un escritor de academia”

con Alberto Chimal

“Renunciamos a nuestro libre albedrío para eludir responsabilidades”

con Lina de Feria

“No me arrepiento de nada”

con Manuel García Verdecia

“Nací en Marcané, en el batey de un central azucarero”

con Armando León Viera

“Viví diecisiete años como exiliado en mi ciudad natal”

con Juan Aparicio-Belmonte

“Mi fuerte no está en lo romántico”

Punto de mira

Ese imaginario llamado América Latina

 

Antonio Caballero
Antonio Skármeta
Eduardo Antonio Parra
Fernando Butazzoni
Javier Reverte
Leonardo Padura
Moacyr Scliar
César Verduguez

Cuarto de visita

Literatura Guaraní

En la misma orilla

El Diván, de Narrativa
a cargo de Amir Valle

Volar y Casting

José Lorenzo Fuentes

Relatos

Radio Puente

Héctor Huerga

Fragmento de Novela

Porcelana

Mariela Varona

Relato

Cine y literatura

Ricardo Bada

La lluvia que trajo el viento

Alcides Rafael Pereda

Relato

La tragedia de Regina

Roberto Quesada

Relato

Hasta el fondo

Yoenia Gallardo

Relato

La marmita, de Poesía
a cargo de Alberto García-Teresa

Manual para niños rusos

Rolando Jorge

Poemas

Claudio Bertoni

Dama del exilio

Oscar Kessel

Haikus

Rafael Álvarez Rosales

Otras voces hispanas

A cargo de Luis Rafael

El Caribe de Antonio Benítez Rojo

Ignacio Padilla, las búsquedas del presente

Las «cuatro estaciones» de Leonardo Padura

Elia Barceló y los mundos imaginarios

Recycle

La Revolución Cubana y el golpe en Chile: Jorge Edwards

Jorge Edwards

El Socialismo es Inviable, según las propias leyes de la Dialéctica Marxista

Roberto Álvarez Quiñones

De lunes a lunes

Anunciados en La Habana los Premios Alejo Carpentier y Nicolás Guillén

Actividades de cierre del 2009 en la editorial Iduna

Anatomía de un instante, de Javier Cercas, libro del año 2009 en España

Círculo de Bellas Artes de Madrid acoge la poesía de Juan Antonio Villacañas

Biblioteca de OtroLunes

Librario

A cargo de Recaredo Veredas

Última rumba en La Habana

Fernando Velázquez Medina

Traiciones de la memoria

Héctor Abad Faciolince

Vivir en otra lengua

Esther Andradi

Los huéspedes

Rubén Sánchez Trigos

Invisible

Paul Auster

De mecánica y alquimia

Juan Jacinto Muñoz Rengel

Un poco de crematística

Juan Valera

Una revolución pequeña

Juan Aparicio-Belmonte

Los últimos días de Michi Panero

Miguel Barrero

Comunión

Eloy M. Cebrián

Pero sigo siendo el rey

Carlos Salem

A cargo de Alberto García-Teresa

Semilla insólita

Lydia Zárate

Una mirada diversa

Xuan Bello

La pasión según Georg Trakl: Poesía y expiación

Hugo Mújica

Pájaro relojero. Poetas centroamericanos

Mario Campaña

Sustituir estar

Julián Cañizares Mata

Última función

Marcelo Uribe

La casa que habitaste

Jorge de Arco

A cargo de Lorenzo Rodríguez

Los libros y los días

 

Skype MeT!
OtroLunes. Revista Digital. Tlf: +34 644 469 467. info@otrolunes.com
  • Icono de XHTML 1.1 Válido
  • Icono de CSS 2.1 Válido
  • Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • Conforme WCAG 1.0 Nivel AA - Revisado con HERA.
  • TAW. Nivel doble A. WCAG 1.0 WAI

Web optimazada para resoluciones de 800 x 600 píxeles o superiores y para los navegadores: Firefox 2, Internet Explorer 6 y 7, Opera 9 y Netscape 8.1 para PC y Firefox para Mac.