OtroLunes. Revista Hispanoamericana de Cultura. Marzo 2010. Antilde;o cuatro. Número doce

Logotipo de la revista OtroLunes
Datos de la revista, marzo 2010, año 4, número 12
otrolunes.com >> Sumario >> OtroLunes conversa

Fernando Iwasaki: “Tal vez nunca hemos sido realistas”

 

por Laura García

Humor. La obra de Fernando Iwasaki y el mismo Fernando son eso: humor. La risa, la consecuencia inmediata y más lógica del humor, no está reñida de ninguna manera con la reflexión ni con el análisis y, para la muestra, Fernando nos entrega dos recientes botones: rePUBLICANOS, cuando dejamos de ser realistas y España, aparta de mí estos premios. El primer título se trata de un ensayo histórico, género que el autor no retomaba desde hacía más de diez años cuando publicó El descubrimiento de España. El segundo título es una colección de relatos que se burlan de los concursos municipales españoles y sus bases estrambóticas y el cual se lee muriendo de risa, pero entendiendo perfectamente que a veces el camino del escritor es tan difícil, que le es inevitable vivir de estos concursos.

Le pedimos a Fernando que nos regalara unas pizcas de su humor para OtroLunes y acá está el resultado. Bienvenido.

 

En 1996 publicaste El descubrimiento de España,  en el que repasas con tu mirada de peruano todo lo que fuiste encontrando en España cuando te radicaste allí. Años después de publicado ese libro, ¿todavía sigues descubriendo a España?

Por supuesto, porque jamás dejamos de aprender o de asombrarnos. España es un país lleno de contrastes y con una riqueza cultural enorme, aunque lo mismo podría decir de todos los países. Es más, si ahora regresara al Perú, después de más de veinte años de ausencia, seguro que también descubriría muchas cosas.

 

Has descubierto que, después de haber vivido más de la mitad de tu vida en España, también puedes ver a América Latina como español y también dices que te sorprendió encontrar tantas coincidencias entre la historia de España y la de América Latina. Y entre la historia peruana y la  española, desde la independencia ¿qué has encontrado?

Que compartimos un pasado estrambótico plagado de guerras civiles, constituciones fallidas, caudillos oligofrénicos, guerras extravagantes y oportunidades perdidas. El siglo XIX español no se diferencia demasiado del boliviano, el nicaragüense o –peor todavía- del peruano.

 

¿Cuándo dejamos de ser realistas?

La palabra tiene doble sentido. Tras la independencia dejamos de ser realistas, en tanto partidarios de la monarquía; mas la independencia no nos hizo más realistas en el sentido pragmático y racionalista del término. En ese segundo sentido, tal vez nunca hemos sido realistas.

 

Dices en tu reciente RePUBLICANOS, cuando dejamos de ser realistas «No hay siglo más rocambolesco y peor aprovechado literariamente que nuestro aciago siglo XIX». ¿Y el siglo XX qué tal fue? ¿Y el XXI cómo pinta? Tanto para América Latina como para España, por supuesto.

El XX también fue un siglo nefasto y el XXI tampoco promete mucho. Al final será cierto que siempre es posible estar peor. No obstante, quiero creer que Cuba y Venezuela pueden mejorar, porque después de Castro y Chávez  sólo podrían mejorar. Y Chile, claro, porque Chile es una referencia incluso para España.

 

En otro capítulo de RePUBLICANOS… en donde te extiendes sobre la identidad nacional, dices lo siguiente: «la identidad no es la llave de la casa, sino una casa sin llave. Una casa que no es posible abandonar a no ser que uno sea expulsado» Antes de radicarte en España, esa ‘casa’ de la que hablas fue para ti Perú y al no ser tu caso el de una expulsión o un exilio forzado ¿no crees que de alguna manera sí fue posible para ti abandonar la casa? O después de todo este tiempo aún tienes un pie en ella…

Lo que ocurre es que la identidad como casa no equivale a los países como casa. Vivo fuera del Perú de manera voluntaria, es cierto, pero a pesar de los más de veinte años transcurridos se me sigue considerando un escritor «peruano» fuera del Perú. No obstante, dentro del Perú hay críticos que sin duda me negarían la condición de peruano, como se la niegan a Mario Vargas Llosa o Alonso Cueto. La geografía es más agradecida que la filología.

 

Tanto en El descubrimiento de España, como en rePUBLICANOS…, ronda constantemente la idea del desarraigo, de que las fronteras se están desdibujando sobre todo para la literatura. Parafraseando a Roberto Bolaño ¿Crees que la única patria son los hijos?

Bueno, ya en el colofón de El descubrimiento de España me atreví a decir que mi patria es la memoria, los libros que he leído y el cuerpo de la mujer que amo. También los hijos pueden ser la patria, por qué no. Después de todo, para mucha gente la patria son los trajes típicos, la gastronomía o cualquier cosa que flamee en un mástil. En esos casos es mejor ser apátrida.

 

Hablando de Bolaño, al que le dedicas una reflexión en rePUBLICANOS, a tu juicio, ¿cuáles son los principales rasgos que hacen que la obra de Bolaño sea rupturista en la literatura latinoamericana del Siglo XX?

No diría que su obra se caracteriza por el rupturismo, ya que la ambición de Los detectives salvajes se me antoja semejante a la de Terra Nostra, Cien años de soledad o Conversación en la Catedral. Por otro lado, nunca se me ocurriría compararlo con Borges ni Roberto lo hubiera consentido. Sin embargo, me interesa muchísimo su doble condición de poeta y narrador, así como el lugar desde donde escribía Bolaño. Ese lugar no era ni una torre de marfil ni la buhardilla parisina de un maldito, sino el cuarto de los hijos que no vas a volver a ver nunca más.

 

Por toda América Latina la palabra que más se repite este año será ‘bicentenario’: miles de actividades para celebrar estos doscientos años de vida republicana. Más allá de las celebraciones y de la bulla ¿sobre cuál/cuáles temas debería hacernos reflexionar este año del bicentenario a los latinoamericanos?

La pregunta admite tantas respuestas como países hay en América Latina. En el Perú deberíamos reflexionar acerca del racismo secular que no deja de avergonzarnos, aunque Argentina y Costa Rica quizá tendrían que cuestionarse otras cosas. Eso sí, lo que no hemos hecho en doscientos años no vamos a hacerlo en veinte años, porque veinte años no es nada.

 

En otro de tus libros recientes, el último, España, aparta de mí estos premios, te ríes de ciertos concursos literarios españoles y sus bases que rayan en lo absurdo. Pero, como tú mismo dices en el libro, de alguna forma el escritor busca ‘llegar a fin de mes’, hacerse su sueldo. Cuando estabas recién llegado a España ¿no sentiste la tentación de participar, o de frentón participaste, en alguno de esos concursos?

Una vez mandé un cuento a un concurso de un pueblo de Alicante. Por supuesto, no gané nada y decidí no volver a presentarme a los premios «búfalo». Sin embargo, muchísimos escritores se las apañan de maravilla gracias a los premios españoles de provincias y me parece legítimo. Después de todo, ¿cuántas crónicas de Indias se escribieron desde España y sin pisar América? Así, gracias a google y wikipedia cualquier escritor latinoamericano podría escribir un cuento ambientado en Cortegana o Alcalá de los Gazules sin pisar territorio español.

 

JUEGO DE SUPUESTOS

Si pudieras ser otro escritor serías…

Sería una escritora negra, judía, lesbiana, escandinava y por lo tanto candidata al Nobel.

Si pudieras ser una película, serías…

Sería una película independiente, muda, iraní, en blanco y negro y por lo tanto candidata al Oscar.

Si pudieras ser un director de cine, serías…

Sería un director gay, gordo, cascarrabias, revolucionario y por lo tanto candidato al Príncipe de Asturias.

Si pudieras ser un libro, serías…

Sería una novela llena de templarios, cocineros, vampiros, agentes de la CIA y por lo tanto candidata al premio Planeta.

Si pudieras ser un momento de tu vida, serías…

Me gustaría tener 75 años, edad en la que terminaré de pagar la hipoteca de los cojones.

Si pudieras ser un lugar de Colombia, serías…

Me gustaría ser «Bogotá 39», porque algunos amigos fueron allí y todavía no regresan.

Google Custom Search
Tamaño de letra:

Sumario

Este Lunes

Más allá de un cuarto propio: trece novelas en pugna en el siglo XXI

Nara Araújo

Contrahistoria de la independencia sudamericana

Alfredo Muñoz-Unsaín

Al margen de la Historia: Antoñita Domínguez en el trono de España

Leonel Antonio de la Cuesta

Memorias de una infamia

Lidia Cacho

La necesidad de un rearme moral

Félix Sautié Mederos

El síndrome del flautista de Hamelin

Manuel Gayol Mecías

Europa en América/América en Europa: Colón y los umbrales de la incertidumbre

Narciso J. Hidalgo

Cómo escribir un cuento

José Lorenzo Fuentes

Poéticas de la ambigüedad: "Un minuto de libertad" de Tania Bruguera y las "Joyas de la Corona" de Carlos Garaicoa

Jorge Camacho

Silbar en Madagascar: el arte de mostrar ocultando

Alfredo Antonio Fernández

Unos escriben

Santiago Gamboa

Otros miran

Orlando Jiménez Leal

OtroLunes conversa

con Fernando Iwasaki

"Tal vez nunca hemos sido realistas"

con Sergio Ramírez

"Eran los sueños y las esperanzas"

con Juan Antonio Sánchez

"De animador cultural a escritor... Cuatro décadas en la literatura"

Punto de mira

La voz poética de la mujer latinoamericana. Brevísimo e imperfecto botón de muestra

Cuarto de visita

con Phillip Kerr

Curriculum Vitae

«Cada país tiene su esqueleto en el armario»

Unos por otros (Fragmentos de novela)

En la misma orilla

El Diván, de Narrativa

No encuentro a mi hijo

Juana Vázquez

Relato

Producto Nacional

Enmanuel Castells Carrión

Relato

Dignidad

Miguel Gómez López

Relato

La niña que no tuve

Rodrigo Rey Rosa

Relato

La marmita, de Poesía

La novia de Wittgenstein

Dolan Mor

(Fragmentos del libro homónimo)

Poemas

Francisco Ruiz Udiel

Poemas

Maribel Feliú

Poemas

Denisse Vega Farfán

Otras voces hispanas

A cargo de Luis Rafael

El barroco de Severo Sarduy

Los aullidos del horror en Eduardo Monteverde

La maga Karla Suárez y su verbo brujo

Antonio Lozano, la emigración y otros miedos

Recycle

¿Somos culpables?

Heinrich Böll

¿Diferencias entre socialismo y fascismo? Fascismo y comunismo: el mismo perro...

Roberto Álvarez Quiñones

Marxismo y Liberalismo

Polémica entre Haroldo Dilla y Carlos Alberto Montaner

El terremoto de Chile

Laura García

De lunes a lunes

Presentarán el Diccionario de Autores y Críticos Guatemaltecos, DACLIG

Estrena la Editorial Iduna un nuevo sitio web

Muere "Chango", Decano de la Prensa Extranjera acreditada en Cuba

Librario

A cargo de Lorenzo Rodríguez

Los libros y los días

(NOVEDADES EDITORIALES)

A cargo de Recaredo Veredas

La previa muerte del lugarteniente Aloof

Álvaro Pombo

El hijo del futbolista

Coradino Vega

Tres vidas de santos

Eduardo Mendoza

La bailarina y el inglés

Emilio Calderón

Cóndores no entierran todos los días

Gustavo Álvarez Gardeazábal

Donde se cuenta como me encontré con Don Quijote de la Mancha...

Jorge Franco Ramos

Algunas de mis tumbas

Rafael José Díaz

Doce cuentos desvergonzados

Saki

A cargo de Jorge de Arco

Pan

José Viñals

El minuto interior

Rubén Martín Díaz

Rey solitario como la aurora - Antología Poética

Julián del Casal

El tiempo alzado

Lidia Beatriz Biery

Manuscrito en sueños

Juan Rosa Pita

 

Skype MeT!
OtroLunes. Revista Digital. Tlf: +34 644 469 467. info@otrolunes.com
  • Icono de XHTML 1.1 Válido
  • Icono de CSS 2.1 Válido
  • Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • Conforme WCAG 1.0 Nivel AA - Revisado con HERA.
  • TAW. Nivel doble A. WCAG 1.0 WAI

Web optimazada para resoluciones de 800 x 600 píxeles o superiores y para los navegadores: Firefox 2, Internet Explorer 6 y 7, Opera 9 y Netscape 8.1 para PC y Firefox para Mac.