Enero 2011. Año 5. #16

Tamaño de la Letra: Mayor | Normal | Menor




 

Poemas en lengua quechua

(Brevísimo muestrario)

 

 

 

Pacha paqariy uylla - Plegaria del amanecer

 

Ñam pacha paqarimunña
k’anchariyninta illarichispa
Kamaqninta yupaychananpaq

Ñam kay pacha
uqi phuyuta qarquspa
yana yaqullanta kicharimunña
Kamaqninta yupaychananpaq

Ñam ch’askakunaq apun
rawraq Inti lluqsiyamunña
wach’inkunata, quri chukchanta
hinantinman ch’iqirichispa
Kamaqninta yupaychananpaq

Ñam intiq wikch’uyakamusqanwan
urqukuna k’anchayninwan p’istukuspa
asiyta qallarimunña
Kamaqninta yupaychananpaq

Ñam wayraq muyurisqanwan mallkikunapas
paykuna pura huñuykunakuspa
hanaq pacha ñiqman k’umuykunkuña
Kamaqninta yupaychananpaq

               ****

Ha amanecido el Universo
y sacudiendo su resplandor,
rinde homenaje a Dios.

Ya el mundo,
arrojando las nubes grises,
ha abierto su manto negro
para rendir homenaje a su Creador.

Ya el rey de las estrellas,
el ardiente Sol,
empieza a lanzar su luz;
y tendiendo su cabellera dorada en el Universo rinde homenaje a su Hacedor.

Y habiendo aparecido el Sol,
las montañas se vistieron de luz;
empiezan a reír,
para adorar a su Dios.

Y con el soplo de los vientos, los árboles
Se juntan entre sí
y agitan sus ramas hacia el alto cielo,
rindiendo homenaje a su Dios.

Recopilada en quechua y traducida al castellano por José María Arguedas y el padre Jorge Lira.

 

 

Taripaypaqchus/¿Será alcanzable?

 

                                                         Vicente Javier Salto

 

Tarisaqchus aykapllapas   
 chaqa sonqoy suyasqanta?   
 Karupichus?  Qayllapichus?   
 Manacha maypipas kanqa ...   

 Anchami sonqoyqa suyan   
 mana kananpaq inata:   
 mosqoypichus qaway kanman   
 chay inatami suyas kawsan.   

Paka willaypichus ina   
 paka willaqnin willanman   
 chaqa imachus sonqo apaqnin   
 mayninllapipas kasqanta.   

Kunan kusiy, qaya llakiy,   
 iman inasqachus kaspa,   
 kanmi yachachkas inachus   
 mana kananta, suyaylla ...  

                ****

¿Encontraré alguna vez    
 aquello que el Yo anhela?   
 ¿Será lejos? ¿Cerca acaso?    
 Mas puede ocurrir también   
 que en ninguna parte sea.  

Porque es tal a lo que aspira,   
 que es como algo que no fuera:   
 como imagen que se ve   
 en sueños, mientras se duerme,   
 algo así sueña y espera. 

 Como si en secreto aviso   
 secreto hado mensajero   
 le habría traído la noticia   
 que en alguna parte existe   
 la realidad de sus sueños.  

 Ora alegre, ora triste,   
 cual si poseído se hallara,   
 pasa de un estado al otro   
 y es como si aunque sabiendo   
 que no ha de ser, esperara ...  

 

Vicente Javier Salto

Primer presidente del Alero Quichua Santiagueño -nativo del departamento Figueroa- fue un poeta autodidacta, guitarrero y cantor. Un apasionado de la tradición espiritual de su tierra, de su historia y de las costumbres de su gente, buceaba permanentemente en sus raíces. Estudioso de la lengua autóctona, se constituyó en una autoridad tanto en ese medio como en su trabajo -Policía Provincial, Tribunales- donde muchas veces tuvo que actuar como intérprete del quichua.  Su obra en aporte a la cultura santiagueña y al quichua en especial, ha merecido el reconocimiento de la comunidad y se refleja en la calle que hoy lleva su nombre en el Barrio Sarmiento. Su voz grave, de buen timbre, quedó registrada en las grabaciones del Alero Quichua, con cuentos y recitados de estrofas del Martín Fierro, obra que había comenzado a traducir cuando la enfermedad lo postró impidiéndole concluir su obra. Nueve de sus composiciones poéticas se encuentran reunidas en Para Yaku (agua de Lluvia) -publicado en 1969-, primer libro de versos en quichua aparecido en el país con traducción al castellano.

 

 

Behring-chaka  / Puente de Behring

 

                                                           Carlos Mávila

 

Kay achikiaq allpakunam katatachkanku,
supay puni rupaq qallunkuna qispinankupaq
chay kanchariq uku pachanmanta.

 

Tumpallatam muyukuchkanku:
huk watapi huk qimillata,
chayna kaptinmi imatapas uyarikunichu,
chayna kaptinmi imatapas hawanikuchu;
Chaymantaqa,
kay wira qucham usiayta qallarinqa,
ukupi kaq nina qallukunam
tuqiarispa lluksimunqaku,
lliw pachata kuyuchispa,
kirispa, tanispa, imatapas mikuspa,
kancharispa, imatapas kañaspa.

 

Chaymantaqa,
kay yakupa ukunpi kaq chakam
sayarispam lluksimunqa,
wayrakunawan chakirikuspa,
ritikunawan chiriyarispa.

 

Chaykunata qawaspanmi, ñuqaykuna,
kay hatu-hatun quchata saruspa,
ripukusaqku, manaña kutinaykupaq,
huknin patapi kaq pachakunaman.

 

Piraq suyawachkanku
chay musuq markakunapi.
Ima simitaraq paykuna rimanku,
hayka wataraq chaypi yachachkanku.

 

Ichapas mana pipas kanman,
ichapas ñuqallanchis purikusaqku
mana sarusqa ñankunata.
Chayna kaptinqa,
ima hatun kaq urqupa umankamam
sapallay lluqarusaq;
wak hananpi kachkaptiyñataq
chaypi kaq Aputam maskamusaq,
tariruspaymi, aqaywan kukayta
sunqunninpa ukumpi winasaq,
anchata mañakuspa,
aswanta waqakuspa,
mana pipas sarukuwankupaq,
mana waynaraq kaspa wañunaykupaq.
Takikuspa, kay araskaskata tusukuspa:
"Qakullana ripukusun,
waitallay, rusallay..."

                  ****

Estas tierras amanecientes están temblando,
para que emerjan sus lenguas de ardor infernal
desde ese su coruscante mundo interior.

 

Apenas se están moviendo:
una sola cuarta en un año,
por eso no oímos nada,
por eso no vemos nada;
Después de eso,
este océano va a empezar a disminuir,
las lenguas de fuego que hay dentro
van a salir, reventando,
haciendo remecer toda la tierra,
hiriendo, curando, devorándolo todo,
resplandeciendo, quemándolo todo.

 

Después de eso,
el puente que está dentro de esta agua
levantándose va a salir,
secándose con los vientos,
enfriándose con los hielos.

Al ver esas cosas, nosotros,
pisando este océano inmenso
nos vamos a ir, para ya no volver,
a las tierras de la otra orilla.


¿Quiénes nos estarán esperando
en esas comarcas nuevas?
¿Qué idioma hablarán ellos?,
¿cuántos años estarán viviendo allí ya?

Pero quizá no haya nadie,
talvez caminaremos solos
por caminos nunca recorridos.
Si ello es así,
a la cumbre de algún cerro que sea grande
me subiré sin nadie;
y cuando ya esté allá en lo alto
buscaré al Apu que ahí se halla,
encontrándolo, mi chicha y mi coca
dentro de su corazón las pondré,
implorando mucho,
llorando aún más,
para que nadie nos avasalle,
para que no muramos siendo aún jóvenes.
Cantando, bailando este pasacalle:
Vayamos ya, marchémonos
mi flor, mi rosa..."

 


Amayá sapallayta saqiruwaychu /Te ruego no me dejes solo

 

                                                           Carlos Mávila

 

Manam pipas imatapas ninchu;
lliw wayqukunamantam lluqsichkanku,
mana aychayuq tulluntin,
chay llapa puriq ayakuna:
mana wañuyninta tukuspa,
qaparispa, waqaspa,
tayta mamankunata qayaspa.

 

Manachá riqsimuwankuchu. Manachá.
Yuraqtachá uyayta qawachkanku.
Utaq chay ñawin rurunkunapas,
kay mana tukuq yana tutamanta, wañurunku.
Chayna kaptinqa, sapallam purikusaq
kay sasa sasa purina ñanpi.
Haykaraq qatarinkichik, yawkuna;
imataraq suyarichkankichik.
Allintam rimakuwankichik:
mana imamantapas llakinaypaq,
mana pitapas tapunaypaq,
mana ñuqapas wañunaypaq.

 

Kayman, riki, qamuchkani.
Uyaykitam hawaita munani,
sunquykipa takiynintam
uyariyta munachkani.
Kunan tutam qayamusayki.
Amayá llanqata suyachiwaichu.
Amayá sapallayta saqiruwaychu.

 

Allqukunas qaparichkanku,

chay almakunata qawaspa.
Mayqinraq rimariykuwanqa
mayqinraq makinta huykuwanqa.
Icha awiluykunapas kanman,
icha mana yachaq panichaykunapas kakunman.
Piraq hamuchkan,
piraq allqukunata mancharichichkan.
Kayllapim suyasaq, mana kuyuspay,
kayllapim wañuyniyta sayarichisaq.
Sumaq uyaykitam umaypi qawachkani,
miski simiykitam sunquypi uyarichkani.
Kay tutam qayamusayki.
Amayá llanqata suyachiwaichu.
Amayá sapallayta saqiruwaychu.


               ****

Nadie ha dicho cosa alguna;
de todas las quebradas están saliendo,
con sus huesos sin carne,
todos esos muertos que caminan:
sin culminar su morir,
voceando, sollozando
llamando a sus ancestros.

Puede que no me reconozcan. Puede que no.
Blanca estarán viendo mi cara.
O talvez los globos de sus ojos,
en esta negra noche sin fin, han muerto
En ese caso, caminaré solo
en esta senda tan ardua de andar.
Cuándo será que se levantarán, ustedes;
qué será lo que están esperando.
Tendrán que hablarme con precisión:
para que no tenga pena de ninguna cosa,

para que no tenga que preguntarle a nadie,
para que yo no muera también.

Aquí, pues, estoy viniendo.
Es tu rostro lo que quiero ver,
es el canto de tu corazón
lo que estoy queriendo escuchar.
Esta noche voy a llamarte.
Te pido no me hagas esperarte en vano.
Te ruego no me dejes solo.

Dicen que los perros están ladrando,
mirando a esas almas.
Cuál será la que me saludará,
cuál será la que me dará su mano.
Talvez hasta sean mis abuelos,
o mis hermanitas que ya no viven.
Quién será quien viene,
quien estará asustando a los perros.
Aquí mismo esperaré, sin moverme,

aquí mismo detendré a mi muerte.

Estoy viendo tu bello rostro en mi mente,
es tu dulce hablar lo que oigo en mi corazón.
Esta noche te voy a llamar.
Te pido no me hagas esperarte en vano.
Te ruego no me dejes solo.

 

 

Viracocha (poema quechua)

 

                                                                           Traducción Marina Menéndez

 

Oración primera al hacedor

Causa del ser, Viracocha,
Dios siempre presente,
Juez que en todo está,
Dios que gobierna y provee,
Que crea con sólo decir:
‘’ Sea hombre, sea mujer’’,
Que viva libre y en paz
El ser que pusiste
Y criaste.
¿Dónde estás? ¿Afuera,
O adentro, en la nube
O en la sombra?
Oyeme, contéstame
Haz que viva muchos días,
Hasta la edad en que deba
Encanecer.
Entonces, levántame
Tómame en tus brazos
Y si me canso, auxíliame
Doquiera estés, Padre Viracocha

 

 

Mamay (Mamá)

 

                                          Juan Wallparrimachi

                                          Traducción: Adolfo Cáceres Romero

 

¿Ima phuyu jaqay phuyu
yanayasqajj wasaykamun?
Mamaypajj waqayninchari
paraman tukuspa jamun.

Tukuytapis inti k'anchan,
ñuqayllatas manapuni.
Tukuypajpis kusi kawsan,
ñuqay waqaspallapuni.

Pujyumanta aswan askhata
ma rejsispa waqarqani,
mana pipas pichajj kajtin
ñuqallatajj millp'urqani.

Yakumanpis urmaykuni,
yaku, apallawayña nispa.
Yakupis aquykamuwan,
riyrajj, mask'amuyrajj nispa.

Paychus sunquyta rikunman,
yawar qhuchapi wayt'asqan,
khiskamanta jarap'asqa
pay jinallatajj waqasqan.

              ****

¿Qué nube será aquella nube
que oscurecida se aproxima?
Será el llanto de mi madre
que llega convertida en nube.

A todos ilumina el sol,
menos a mí.
A todos les llega la felicidad,
en cambio para mí sólo hay dolor.

Más que un manantial
al no conocerla me puse a llorar
y no habiendo quien me socorriera
mis propias lágrimas bebí.

También a las aguas me arrojé,
diciéndoles: - "Aguas, llévenme"
Pero las aguas me arrojaron a la orilla,
diciéndome: - "Anda a buscarla".

Si ella pudiera ver en mi corazón,
cómo está en un charco de sangre,
enredado entre espinas,
llorando al igual que ella.

Unos escriben »

Otros miran »

Punto de mira »

Cuarto de visita »

En la misma orilla »

Librario »