Cuestión de lógica

Reseña

Cristina Consuegra

Porqué la austeridad mata
El coste humano de las políticas de recorte

David Stuckler y Sanjay Basu
Taurus, 2013

 

El problema son los bancos
Cartas a Wall Street

VV.AA
Sexto Piso, 2013

 

porque-la-austeridad-mata-otrolunes28Cuántas veces hemos escrito la palabra crisis. Cuántas veces la nombramos, verbalizamos o invocamos. Tras incorporar su significado a nuestra rutina, al movimiento de nuestro corazón y arterias, el siguiente paso puede tener una factura muy elevada para la condición humana que se está perfilando en este primerizo siglo veintiuno. Considerar natural su ejercicio a través de unas medidas basadas en una economía no expansiva, que lejos de buscar alternativas tapa la grieta desde la que la luz hace ruido y asoma, puede hacernos retroceder varias décadas -en materia social- siguiendo el canto de una trayectoria calculada por unos pocos para que unos muchos sigamos creyendo en las reglas de un juego que sabemos perdido de antemano.

Y es que el esquema debería ser otro, más cercano a los pasos del ciudadano, a su aliento ahora desbocado; la lógica pasa por una política de reactivación contraria a esta economía de austeridad que padecemos y que, como bien indica el libro firmado por David Stuckler y Sanjay Basu, Por qué la austeridad mata. El coste humano de las políticas de recorte (Taurus, 2013), sólo logra aplastar a los que menos recursos tienen, a los más débiles, e incrementa el número de ciudadanos que pasa a formar parte de la nómina de población indefensa o en riesgo de indefensión social. El resultado de esta singular geografía es un conjunto de fracturas en la dignidad y autoestima de los individuos cuya cura sólo pasa por hacer sentir útil a quien reclama una posibilidad ante la experiencia de la vida.

el-problema-son-los-bancos-otrolunes28En este título se reflexiona sobre variables y conceptos que no pierden de vista lo que somos, el porqué estamos aquí, se humaniza la crisis y se muestran los efectos a corto/medio plazo, de esta insaciable economía de austeridad en el individuo contemporáneo. Algo parecido sucede con El problema son los bancos. Cartas a Wall Street (Sexto Piso, 2013), una obra conformada por cartas de ciudadanos estadounidenses -estafados por los bancos- a directores financieros, ejecutivos y demás ladrones de guante blanco, y por una serie de apéndices que busca ampliar la información en torno a organismos de dudosa credibilidad como Goldman Sachs o Wells Fargo, por citar algunos. Este libro nace de la iniciativa que los editores de la revista neoyorquina n+1 puso en marcha desde una página web y desde la que se invitaba a contar las experiencias de abuso y desahucios a mano de los bancos y demás instituciones financieras. Quien se acerque a esta obra encontrará nuestro reflejo, ese canto de sirena que nos hicieron creer, hallará el mismo precipicio al que nos dejaron caer. Su lectura es la lectura de vidas fracasadas, mutiladas y borradas. Esperanzas aniquiladas y mucha rabia e indignación. Una lectura que dejará sediento al que tenga la osadía de seguir creyendo en otra realidad, la misma sed que hace rechinar los dientes, apretar los puños. Una lectura que golpea el costillar y llena el espacio de interrogantes que debemos resolver urgentemente con lógica y sentido común. Eso sí. Nuestra lógica.