Carmen Herrera Nolorve

Dossier

carmen-herrera-nolorve-dossier-otrolunes28-final

Carmen Herrera Nolorve sorprende por la alta expresión poética de su obra. Basta asomarse a su mundo de ensoñaciones pictóricas para descubrir un universo muy íntimo, que parte de una mirada muy particular, muy incisiva, muy detallista, sobre la intimidad humana y los mundos expresivos que esa intimidad esconde o revela, en dependencia de esas muchas circunstancias de la vida social en las que estalla lo que algunas corrientes filosóficas denominan el “verdadero yo”, es decir, la más tácita y real personalidad de cada uno de nosotros.

La poesía, en cada una de sus obras, es individualidad y escondrijo. Más allá de esos rostros sin rostro, de esas caras aparentemente sin alma, descubrimos que la poesía inunda todo lo que vemos y comunica tal grado de individualidad que nos queda claro que ese rostro pertenece a alguien, un alguien muy humano, que quizás sufre o es feliz, posa bajo el ámbito de la paz o se revuelve bajo el estremecimiento de la ira… pero vive, y eso ya le confiere una humanidad más sincera que cualquier rasgo o expresión del rostro pudiera sugerir. Y es curioso, también, que esa poesía comunica una generalidad siempre referida a lo que de humano habita en esos rostros iluminados por Carmen Herrera Nolorve, de manera que al fijarnos en lo general (en simples palabras, en esos mundos oscuros o luminosos, públicos o secretos, que compartimos en común con el resto de nuestra especie) aceptamos que cada uno de nosotros posee un escondrijo en el que pueden refugiarse todos los paraísos o todos los infiernos conocidos, al mismo tiempo.

El ser humano contemplado en la levedad incomprensible de sus múltiples “yo” y en la profundidad visible de su esencia física son el eslabón primero de ese encadenamiento de propuestas poéticas y filosóficas que trasmiten los cuadros de esta artista, con lo cual su obra adquiere el poder de trasmitirnos una poderosa búsqueda ontológica del ser que tiene mucho que ver con esas preguntas que la especie humana se viene haciendo desde tiempos inmemoriales. Y además de ese duro cuestionamiento a lo que realmente somos; además de que sus obras son, como debe ser todo arte, espacio para la reflexión y el cuestionamiento, el excelente dominio que posee la artista del mundo del color y de los claroscuros como instrumentos de comunicación de sentimientos diversos, convierten a sus cuadros de una también muy singular y sensual belleza.

OtroLunes agradece a Carmen Herrera Nolorve la gentileza de que pudiéramos dedicarle este pequeño dossier a su vida y obra; dossier que, como comprobará cualquiera que quiera seguir investigando sobre esta creadora, es sólo un brevísimo acercamiento de presentación a la obra de una artista de gran madurez y excelencia.

Amir Valle
Director General

 

Entrevista

Sobre su obra

Galería

Puede comprar obras de esta artista aquí: Carmen Herrera Nolorve