Cantos de fortaleza

Cantos de fortaleza. Un acontecimiento literario

Claudia Sierich
Venezuela

Con piedras de entereza hice los muros
Ida Gramcko

 

La aparición de Cantos de fortaleza. Antología de poetas venezolanas Ed. Kalathos, Madrid 2016 es todo un acontecimiento. Salvo honrosas excepciones, la poesía venezolana conforma prácticamente un mapa en blanco en el resto del mundo, incluso hispanoparlante. Particularmente la poesía última venezolana escrita por mujeres constela un interesante y poderoso archipiélago – ampliamente ignoto.

Por vez primera, se publica en Madrid una antología de poetas venezolanas. Gracias a los valiosos esfuerzos y el arrojo de los compiladores Artemis Nader y David Malavé y su Editorial Kalathos, ha sido posible colocar en el escenario una muestra de pronóstico y que conforma – teniendo que renunciar como toda antología, a una mayor totalidad (valga el oxímoron) – un excelente cimiento para posteriores apuestas editoriales dentro y fuera de Venezuela, de poesía del país que se resiste a quedar sin palabra(s), así como un nexo con las escasas antologías aparecidas anteriormente en el exterior venezolano.

En Venezuela, las mujeres ostentan en poesía una presencia determinante y actualmente, hasta preponderante. En su prólogo a Cantos de fortaleza, el reconocido poeta y ensayista Rodolfo Häsler comenta, que la actuación de las poetas de este país es especialmente destacable: „ … en la actualidad, el caso de Venezuela, cuya creación poética, casi aislada, con ciertas circunstancias que la hacen de difícil difusión, es mayormente femenina. … La dificultad en la circulación de los libros entre los diferentes países de lengua española ha aislado a la poesía latinoamericana impidiendo una comunicación que debería haber sido mucho más fluida y, por lo tanto, enriquecedora, y esto ha sido el motivo de la falta de comunicacion entre las autoras latinoamericanas desde siempre hasta hoy se puede decir, salvando las ocasiones que proporcionan en la actualidad los diferentes festivales de poesía, el boca a boca, o internet. Si a todo esto le sumamos la escasa presencia de poetas mujeres en antologías y por supuesto en el canon oficial, se explica que hasta hace muy poco la obra de las mujeres no ha empezado a circular entre el público lector …“.

Este libro de bella y cuidada factura, cuya cubierta exhibe la obra Signos del pintor caraqueño Armando Barrios, ha sido presentado a la fecha en diversos formatos y librerías, bibliotecas o centros culturales en Madrid, Miami, Caracas, Lima, Barcelona, y recoge un valioso conjunto de poetas.

Una característica de esta muestra especial es que también se lee, si se desea, como un solo poemario, de punta a punta: emerge una singular y vibrante arquitectura empalabrada. El criterio de selección ha sido lúdico a la vez que lúcido, y en este serio juego se ha logrado reunir poesía actual, en un fluir sorprendente de meandros, como un río caudaloso con sus raudales y remansos. Son 14 las poetas que, cada una a su libre albedrío, escogieron en su momento unos doce poemas para esta publicación, algunos inéditos para la fecha. „Ordenadas“ únicamente por fecha de nacimiento, las poetas de la muestra varían en sus períodos de publicación, extensión de obra y, naturalmente, en sus apuestas; algunas cuentan con obras que se pueden tildar de completas, aunque siguen produciendo, mientras otras con más breve aunque contundente presencia pública, todas en pleno desarrollo y con distintos premios y distinciones en su haber.

Estamos hablando de María Clara Salas, Cecilia Ortiz, Belkys Arredondo Olivo, Yolanda Pantin, Edda Armas, María Antonieta Flores, Patricia Guzmán, Sonia Chocrón, Claudia Sierich, Gabriela Kizer, Jacqueline Goldberg, Gina Saraceni, Carmen Verde Arocha y Eleonora Requena que, según el prologuista Häsler „confirman una escritura que parte de una conciencia femenina con mirada nueva y potente sobre los eternos temas de la escritura poética … y desde esa proyección interior del cuerpo como espacio de nuevas expreriencias que, en poesía, no pueden ser tratadas desde un punto de vista masculino.“ Sostienen las poetas en su conjunto „…una reflexión profunda entorno a su sexo y a la palabra que en este ámbito se convierte en toda una revelación. … Cada una de las poetas en su individualidad, en su universo y sus matices, conforma un elemento de raro y delicioso deslumbramiento.“

Poesía no es ornamento accesorio que suple. Es construcción del lenguaje, y todo acto de escribir, profundamente político. En un país que pareciera ser forzado a desvariar y que peligra con perderse en una anomia, subyugado a formas de sometimiento invasivas que penetran todos los aspectos de la vida de una sociedad, resulta más que nunca indispensable el resguardo de una cordura, una memoria, el retener en la escritura instantes de realidades tan auténticas como efímeras sobre las que particularmente ahora se ejerce torsión desde el poder. Esto, es claro, es válido además, de forma universal, en mayor o menor grado y, básicamente, en esencia. Constituye  entonces, esta poesía – y su edición – también, un acto de coraje, de lucidez que fija y con/siente un tiempo „común“ – extrañamente, un lugar común sanador – formando comunidad de pensantes, de reflexión profunda y de atención especial – la poesía en la Venezuela actual, y esta actualidad comprende décadas, está viva, pujante. Establece una importante plataforma que trasciende en el país y fuera de él, el mero círculo de iniciados.

Este ensayo atinado de antología pues no constituye ninguna suerte de museo, no se desea canon particular, no responde a gesto académico. Fotografía de momento, intensa radiografía de una conciencia poética importante, esta muestra obviamente no es concluyente. Surgió y fue tomando forma y fuerza, desde hace años, comenzando por una cena intensional y generosa en casa de los editores, en Caracas, para honrar las letras venezolanas en el paisaje literario allende de fronteras.

Cantos de fortaleza está actualmente disponible en las librerías Sin Tarima de Madrid, La Central y Galería Verdi_Verd en Barcelona, Kalathos en Caracas, El Virrey en Lima, Perú, mientras se distribuye más ampliamente, y se puede solicitar por envío a: kalathosespana@gmail.com.

Siguen 14 poemas de esta selección, como bocado para ir degustando la calidad de la creación poética cultivada por mujeres en Venezuela. ¡Pasen adelante!

 

Claudia Sierich (Caracas, 1963). Poeta, traductora literaria e intérprete de conferencia.

Vive entre Caracas y Berlín | c.sierich@claudiasierich.com | www.claudiasierich.com