José Lorenzo Fuentes

Dossier

 

José Lorenzo Fuentes - Foto: Ángela Toro.

José Lorenzo Fuentes es, ahí está su obra para demostrarlo, un clásico vivo de las letras cubanas. Ha llegado a ese Olimpo de los nombres eternos inscritos en la historia de la literatura en Cuba irrumpiendo en el escenario desde la levedad, como quien pasa en puntillas, sin contaminarse en las usuales capillas del poder cultural que rigen esos mundillos en la isla o la diáspora.

Comenzó su despegue literario venciendo la rígida acidez crítica lezamiana con una novela (“Ahora la novela se vuelve americana porque todo concurre a dos líneas trazadas en un esclarecimiento universal. Y en esa linea está trabajada y lograda la novela Viento de Enero“, diría Lezama Lima), para luego enraizar en la cultura cubana con un libro considerado un clásico de la cuentística nacional (“Después de la Gaviota es un libro que se impone por su fantasía autentica y manejo del lenguaje”, manifestaría Jorge Edwards), y terminar ganando con su obra el reconocimiento de muchos colegas de prestigio, entre ellos, Guillermo Cabrera Infante (“José Lorenzo Fuentes es un novelista considerable y uno de los pocos escritores de renombre que quedaban en Cuba”, afirmó el autor de la mítica novela Tres tristes tigres), Heberto Padilla (“José Lorenzo Fuentes ocupa un lugar de excepción en la literatura cubana. Siento por su obra una gran admiración”, diría el autor de otro mítico poemario, Fuera del Juego) o el premio Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez, quien expresó claramente que José Lorenzo Fuentes es “…un grande escritor de nuestro tiempo”.

A ese grande, José Lorenzo Fuentes, dedicamos este dossier, con la seguridad de que estamos ofreciendo un obsequio de lujo a nuestros lectores.

Amir Valle
Director General

*****