Carlos Luna

Dossier

Carlos-Luna-Portada-Artes-Plasticas-Otrolunes32

Carlos Luna asombra por su originalidad, su creatividad y la recreación de un universo pictórico fácilmente diferenciable, único, esencial de cubanía y universalidad, y esas especificidades lo convierten en un nombre imprescindible junto al de otros artistas en el fértil territorio de las artes plásticas cubanas de la isla y el exilio.

Su sello de distinción es una de las tipicidades de su obra: una mirada distinta sobre el color, la profundidad de los rasgos y los matices, la voluptuosidad de las formas inherentes al modo en que el ser caribeño entiende la cotidianidad y sus bellezas; todo ello configurando un espacio donde la luz connota alegría, simula el grito, escenifica el jolgorio y la fiesta, en contraste con la marca esencial de las sombras, la más profunda negritud y los claroscuros como muestrario, signo o símbolo de la tristeza, la desesperanza, la duda, las vacilaciones ante esos avatares que el vivir significa. Carlos Luna es distinto, en simples y llanas palabras, porque sus cuadros demuestran esa intimidad comunicativa que sólo poseen las obras de los artistas que han consagrado un estilo propio verificable en la más sencilla de las pruebas: miras el cuadro y te salta a la cabeza el nombre de su creador; no hay confusión posible con la obra de otro artista.

Más aún: la simbología que esgrime la obra de Carlos Luna a partir de  elementos autóctonos de eso que algunos llaman “cubanidad” (la perspectiva cubana sobre el gallo, el toro, la belleza femenina, el entorno familiar y de pareja, el alma guajira, la ruralidad, etc.) y el contrapunteo que establece con lo universal, con el entorno de la modernidad, permiten a sus creaciones dar el salto hacia la comprensibilidad en cualquier escenario cultural ofreciendo un alto espectro de significaciones a las que, en algunos casos, el artista refuerza con la visualidad conceptual que puede trasmitir la palabra, la frase, “pintada” (es decir, no simplemente escrita) sobre el lienzo. Significaciones que añaden un sentido otro, más amplio, más complejo, más reflexivo, a lo que el color, la imagen y la técnica empleada nos trasmite.

Damos las gracias a la escritora cubana Belkis Cuza Malé por habernos permitido arribar a la excelencia pictórica de Carlos Luna, a través de la promoción que ella hiciera de la obra de este autor en el número más reciente, el 33, de la respetada revista Linden Lane Magazine. Nuestro interés con este brevísimo acercamiento, entonces, es simple: que los lectores de OtroLunes tengan acceso a la obra de un artista que, sin dudas, desde hace mucho tiempo realiza una creación que merece admiración y reverencia. Por eso, este dossier.

Amir Valle

Director General

 

*****

 

Entrevista

Sobre Carlos Luna

Galería