Expandida sombra de un flamboyán

Sobre la novela A la sombra del flamboyán, de Pedro Pablo Pérez Santiesteban

Arístides Vega Chapú

A la sombra del flamboyán
Pedro Pablo Pérez Santiesteban
Publicaciones Entre Líneas, Estados Unidos, 2015

 

Pedro-Pablo_Perez-Librario-Narrativa-OtroLunes38Bajo la sombra colorida de un flamboyán muy semejante a los que puedo disfrutar desde la ventana de mi estudio, Pedro Pablo Pérez Santiesteban (Holguín, 1957) desliza la historia de su nueva novela recién salida bajo el rótulo de Publicaciones Entre Líneas, casa editora de Miami, Florida, en los EE.UU., donde reside desde hace algunos años este escritor cubano.

Lo primero que podrán disfrutar los lectores, que ganará sin dudas esta novela, son las nítidas y poéticas descripciones de sus paisajes, tan idílicos como lo son en esta Isla bendecida por una naturaleza que se expone en esta obra con deleite.

A la sombra del flamboyán,  cuenta la historia de un triángulo amoroso entre Eva Luna Campo, la hija de un hacendado cubano, Pedro José, hijo de una laboriosa modista y el adinerado e inescrupuloso Francisco del Monte.

La historia, como suele ocurrir en este tipo de narraciones,  se complica cuando Rita Rosa, la modista madre del emprendedor joven enamorado de la hija del hacendado para el cual trabaja, descubre que Francisco del Monte no es otro que el padre de su hijo. Por lo que desconociendo este parentesco ambos hombres se enfrentan por una misma muchacha.

A la sombra de un flamboyán, es una historia que se desliza sobre esos lejanos años en que comienzan a aparecer los símbolos de cubanidad que perfilaron nuestra identidad nacional y que la literatura, como espejo de esa vocación de auto reconocernos, lo testifica a través de personajes que muestran apego a su tierra y por tanto seres con un deseo de defender lo suyo traslucido a un patriotismo que los llevó a una largo enfrentamiento libertario.

Justo en esos códigos de esa insipiente narrativa nacional se acomoda esta obra como manera de regresarnos a ese pasado a través de una historia que en apariencias nada tiene que ver con esa vocación de reconocernos isleños y cubanos pues la historia principal que esta novela desarrolla tiene por eje valores y sentimientos universales. Pero es obvio que está sostenida por un visible telón de fondo que expone todo cuanto entonces a escala individual y de país sucedía, pues su autor precisa de atar su historia de amor a un contexto social que está expuesto con pericia y apego.

Se cuenta aquí de fondo las guerras mambisa, la fervorosa manigua cubana,  a través de varias referencias a hechos históricos  protagonizados por los más notables patriotas de la época: Máximo Gómez,  Maceo y José Martí. Para ello Pedro Pablo crea un personaje puente entre la historia principal y esa de fondo que está sucediendo en la Isla: Porfirio, esposo de Graciela, la ayudante del cura de la comarca, se ha ido a luchar a la manigua no solo con el apoyo de su esposa si no con la comprensión y el compromiso del Padre de la Iglesia católica del pueblo muy vinculado, pese a ser español, a esos deseos libertarios de los cubanos.

Por tanto es esta una novela que recrea una convulsa época a través de una aparente banal historia que solo sirve para exponer, explorar e indagar en una insularidad que ya se expresa no solo en las características propias del ser cubano sino en su anhelo por adueñarse de su propia tierra. Para ello aparecen disímiles personajes, además de describirse costumbres de la época, muebles, vajillas, adornos y casas que responden a los diferentes estratos sociales de entonces.

Su autor, que es además poeta, busca relatarnos la historia a través de un paneo poético de una realidad que se hace creíble, en la medida que es posible visualizar cuanto nos va contando, de la mano de meticulosas y acertadas descripciones. La bien perfilada sicología de los personajes, los diálogos y conflictos a los que se ven sometidos, una prosa fluida son un logro de esta obra.

Los valores morales, la honradez, la pasión, la laboriosidad propia del cubano, están expuestas en A la sombra del flamboyán.  Una novela de notable sobriedad, de discreción ejemplar. Que equilibra con dignidad las relaciones entre ética y escritura en una manifiesta necesidad de narrar una sencilla historia.

A la sombra de un flamboyán, agradará a quienes saben que a través de la lectura se disfruta y aprende, que indagándose en el pasado se llega a un presente mucho más preparado para entender cuanto alrededor nuestro sucede y con ello se puede dibujar ese futuro que de algún modo es obsesión en todos.