La generación del fin del mundo

Poesía centroamericana comprometida

Honduras

martin-calix

Martín Cálix

 

|17|

Lenín Bladimir Dubón Monje, de 19 años, fue asesinado ayer en horas de la tarde
cuando estaba en la parada de un bus del barrio Cabañas y delincuentes le robaron
un maletín en el que creyeron que andaba alguna computadora.

El hecho se produjo en la 13 avenida y 15 calle del barrio Cabañas a eso de las 2:10 de la tarde.
Los delincuentes lo sorprendieron en una parada de la ruta 7 y tras robarle el maletín
que portaba le infirieron un balazo.

Tiempo.hn – agosto 6 de 2013

Decirte que no hay imágenes posibles para esta noche. Que hoy decido no escribir poesía, que siempre me sale mal y que eso no le gusta a dios. Decirte que ya no leerás, que en los vagos recuerdos estás ahí esperando a que yo deje de hablar con ella, que ella ya no me habla y que yo no puedo culparla. Decirte que te pondrán en una camiseta, que has sido elevado a categoría de súper héroe rockstar, con capa y antifaz, dulce porno para el comic revolucionario, los restos que dejaste son sólo tuyos, nadie puede comprender sus signos.

Decirte que la gente seguirá angustiada por salvar la vida de los gatos y los perros, que alguna tortuga hoy se salvó de ser la cena de una familia pobre en la Mosquitia porque unos investigadores militares gringos la salvaron, decirte que las calles seguirán llenándose de copias tuyas, más livianas, menos dolorosas.

Decirte que no hay mayor silencio que el epitafio de tu risa, que tus camaradas hoy habrán llorado no por tu partida sino porque se les olvidó decirte que te querían. Decirte que los cables del tendedero de mi casa son anónimos como los ojos de tu amor.

Decirte que no te escuché nunca la voz, que los ásperos acordes de la lluvia son sólo una idea, que los libros envejecieron de pronto esta tarde cuando escucharon caer tu sueño de astronauta. Decirte que todas están cansadas de ir a enterrarte cada mañana y prepararte el desayuno todas las noches. Decirte que si de mí dependiera las hormigas de mi cocina fueran declaradas embajadoras de la buena voluntad en Brasil para el 2014.

Decirte cualquier otra cosa como lo que ya dije y lo que callé, siempre estará de más.

 

Martín Cálix. El Progreso, Yoro, 1984. Poeta y Gestor Cultural. Participó en el Colectivo Cultural PALAPAN en 2006. Dirigió el sello editorial independiente, Ñ Editores de 2010 a 2013. Forma parte de la muestra fotográfica “Honduras: La Patria Compartida, 2010”. Editor de la revista “Oh!”, 2012. Parte de su obra literaria ha sido publicada en la revista Tercer mundo (1ra. Edición, 2011), en la revista Mera V (3ra. Edición Febrero, 2012) y en la 1ra Antología de cuento y poesía de La fonola cartonera, Chile (2013).

 

 

*****

fabricio-estrada

Fabricio Estrada

 

Album

Antipatrio mató a Ares
Ares era su hijo
Antipatrio hijo de Filemón
Filemón hijo de Arcadio
Arcadio abuelo de Antipatrio.

Ares murió desangrado
Ares hijo de Antipatrio
Arcadio bisabuelo de Ares
mató una vez un ciervo
y bebió de su sangre.

Filemón tuvo un solo hijo
Antipatrio
Antipatrio lo miraba regresar y se escondía
regresaba Filemón
padre de Antipatrio
Filemón el sexto hijo de Arcadio.

Arcadio mató una vez a un ciervo
el ciervo era hijo de Arcadio
salía con él a cazar
todos decían que Polifemo era como un ciervo
porque Polifemo corría y no se dejaba agarrar
Polifemo era hijo de Arcadio
Polifemo tío abuelo de Antipatrio.

Polifemo se interpuso entre su madre y su padre
Arcadio quería golpear a Terencia
y Terencia lloraba.
Polifemo dijo que no
le agarró el machete a Arcadio
y éste no lo perdonó.
Ares soñó que cazaba
junto a un viejo que parecía su padre
Ares tataranieto de Arcadio
Arcadio padre de Filemón
Filemón padre de Antipatrio
Antipatrio padre de un ciervo
de sangre caliente y espumosa.

 

Fabricio Estrada. Sabanagrande, Francisco Morazán, 1974. Ha publicado los siguientes poemarios: Sextos de Lluvia (1998), Poemas contra el miedo (2001), Solares (2004), Imposible un Ángel (antología, 2005), Poemas de Onda Corta (2009) y  Blancas Piranhas (2011). Invitado a festivales de Iberoamérica entre los cuales se destaca el V Festival La Poesía Tiene la Palabra, Casa de América, Madrid-España, 2005.

 

 

*****

hector-efren-flores

Héctor Efrén Flores

 

Oda mínima para un Aguan total mente libre

Aguanta pueblo
sé que han de lloverte un día no muy lejano
flores en vez de balas
y sueños en vez de insomnios.

Que vas a levantar el vuelo
como la guacamaya en la Mosquitia
llena de color y canto,
empecinada y desafiante
sin vientos del norte
y con los aromas del sur.

Yo vi tus calles ayer
cuando no las asfixiaba el asfalto moderno
las vi llenarse de polvo
y polvear de esperanza,
en los otoños furtivos, a los habitantes
que las pisaban.

Yo vi tus calles ayer
cuando no las inundaban ni los inviernos,
ni la coca, ni los políticos, ni los militares, ni la muerte.
cuando todos nos hacíamos en la utopía de la fe
y no sufríamos la avaricia del tirano Facusse.

Aguanta pueblo
sé que van a venir a vos naves llenas de esperanza
y en las palmas que hoy te asesinan
florecerá la vida como  en jardines.

Que van a venir a vos  con nuevas aguas en el río
y te nadaran tus hijos actuales, mis hermanos modernos
y en los prados donde se cultiva la cordura
emerja la locura que te haga libre.

Que te volverás mazorca en el maizal de tapisca
volverás como la tortilla que aniquila el hambre
y sepulta la violencia que ahora te sacude.
Sin más transgénicos, sin químicos abominables
y sin esa carga de militares indeseables.

Aguanta pueblo
yo vi tus calles ayer cuando se llenaban de polvo
y las veo ahora que se llenan de sangre
de ese polvo blanco que envenena  mi gente
de esa sangre que me ahoga la esperanza.
Sé que te volverás libre
Que serás la tierra soñada para todos
Y que no habrán más cuerpos sembrados en el suelo

Aguanta pueblo
No ha de pasar otro nuevo solsticio
Sin que tus ojos vean la libertad definitiva.

 

Héctor Efrén Flores. (Chaco de la Pitoreta) El Tablón, municipio de Manto, departamento de Olancho, 1976. Desde sus años adolecentes ha estado vinculado con la lucha por la reivindicación de los pueblos campesinos e indígenas de Honduras por un poco de tierra para vivir con dignidad. Egresado de la carrera de Ciencias Jurídicas y Sociales (abogado).  Publicó el poemario Versos para leer desde las Trincheras bajo el sello editorial Casa San Ignacio en el año 2012 y la investigación Fe y Alegría Honduras, Entre Las y Los Tolupanes (2013) con la Editorial San Ignacio.

Es coautor de la investigación “Maras y Pandillas en Centro América” publicada por las universidades de la Compañía de Jesús en Centro América, coautor de la obra Derecho Penal y Sistema Penitenciario en Honduras publicado por el Equipo de Reflexión Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús. Escribe notas de opinión para revistas y periódicos de circulación nacional e internacional y para versiones electrónicas de revistas y periódicos de diferentes organizaciones. Actualmente trabaja en la coordinación del Área de Acción Publica y Promoción Social de la Fundación Fe y Alegría Honduras, en donde hace trabajo de incidencia y formación ciudadana para las comunidades indígenas Tolupanes en la montañas de Yoro y la comunidad de afrodecendientes de El Triunfo de la Cruz en el departamento de Atlántida.

 

 

*****

magdiel-midence

Magdiel Midence

 

Lectura Sobrevuelo de un Joven Capitalino

(visión Cósmica de un Payaso)

 

Noches de auténtico canibalismo y baba
hierve bajo el pubis de Suyapa,
quien trastorna hambre, muerte y políticos
atormentados.
nueve horas bastan para dragarse de
monotonía y sublevación.

Los alfileres sacuden legiones de cerebros
ensordecidos por el alcohol y cocaína, la
marihuana es un salvador mítico para los
nuevos bipolares, los rabiosos, los que
sufren enfermedades venéreas en el
pensamiento, los de cutículas amarillentas,
los desvencijados
por la voracidad de Suyapa.

Los histriónicos adoradores de Xenos, los
que darían sus vísceras por tener saliva
europea entre las nalgas.
Suyapa, es un virus perpetuo bajo el
instinto de supervivencia de usted, si
usted…

Suyapa, es Río Grande; una anomalía en los
bulevares donde el fuego y los tacones son la
imagen de Dios.
fastfood y estupidez son el agradecimiento de
padres a hijos y viceversa.

Suyapa es el Cerro de Plata con legiones de
miserables.
Suyapa, es aquella hermosa niña que ahora
vende orgasmos y se traga a tus hijos.

Suyapa Tan chiquita y milagrosa.

 

Magdiel Midence. Tegucigalpa, 1984. Estudiante de Lenguas Extranjeras de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, participó en el taller de literatura “Edilberto Cardona Bulnes”, coordinado por el poeta Fausto Maradiaga y en el taller de dramaturgia “El carromato”, entre sus publicaciones están: Autorretrato de un payaso adolescente y Poemas de Infierno. Fundó Malàdive Editores, junto a dos compañeros de su generación, trabaja como editor en MeraV Magazine, actualmente trabaja en un proyecto de cine animado como guionista y director.