"Cuba cambió mi vida, me trajo nuevos desafíos"

Entrevista con la escritora y periodista norteamericana Regina M. Anavy

por Amir Valle

regina-anavy-otrolunes29-1Como escribí en el prólogo a la edición en inglés del libro Out of Cuba. Memoir of a Journey “Regina Anavy, como todo buen periodista, como todo buen escritor, ha sabido buscar el camino mejor para que sus memorias de viaje se salven de caer en los estereotipos tan usuales a la hora de escribir sobre la realidad cubana. (…) Esa mirada humana que Regina lanza sobre determinados aspectos de la vida cotidiana, política y social cubana con los que tuvo contacto en sus viajes; su empeño en conocer la verdadera vida del cubano (que es bien distinta a esa que se ve desde los hoteles, en los cuales suelen alojarse la mayoría de los intelectuales, periodistas, actores y artistas que todavía hoy defienden una dictadura como la cubana) es lo que le permite acceder fácilmente a la puerta donde se encuentra el cofre de la verdad“.

Y sobre ese libro, sobre esas verdades buscadas y encontradas, y sobre la inquieta creadora que hay detrás de esa obra, conversamos en esta entrevista.

 

A modo de presentación hacemos siempre una pregunta que obligue al invitado a explicar a los lectores de OtroLunes que no te conozca ¿quién es Regina Anavy? Pero la respuesta debe dirigirse a dos aspectos inseparables pero que, con todo propósito, quiero que respondas por separado: Regina Anavy, el ser humano y Regina Anavy, la escritora, teniendo en cuenta en qué sentidos se contraponen o complementan estas dos “áreas” de tu vida.

La persona:
Nací en Minnesota, hija de padres judíos unitarios, liberales en lo político. Mi padre era un abogado laboral, y mi madre una secretaria jurídica. Me gradué en la Universidad de California, en Berkeley, en Literatura Francesa, período en el que me vinculé al movimiento de derechos civiles, trabajando en el registro de votantes en el sur y en el Movimiento por los derechos de las mujeres en Washington, DC.  También participé en las manifestaciones contra la guerra. Inevitablemente encontré mi camino a Cuba cuando integré la Brigada Venceremos para cortar caña de azúcar en apoyo a la Revolución Cubana. La realidad de Cuba, y especialmente su falta de libertades civiles, fue un shock para mí. Volví a casa, dejé el Movimiento, y finalmente vregresé al norte de California, donde me casé y empecé un negocio con mi marido. Ahora los dos estamos jubilados y actuamos como padres sustitutos para cuatro jóvenes cubanos. Además de viajar y escribir, trabajo voluntariamente con la oficina del Fiscal del Distrito en San Francisco (él es cubano, por cierto) como juez adjudicador en un tribunal de barrio, donde intentamos que quienes delinquen por primera vez no reincidan y reparen el daño que han hecho a la comunidad.

La escritora:
Provengo de una larga línea de periodistas por vía materna y desde que era una niña siempre he escrito historias. Con los años escribí ensayos y artículos en revistas y periódicos, y trabajé de reportera para The Potrero View, el periódico local más antiguo de San Francisco. Esa labor me dio licencia para ser entrometida. Desarrollé buenos contactos en el Departamento de Policía y la oficina del Fiscal del Distrito y asistí a muchas reuniones de vecinos. En cierto modo, yo sabía demasiado sobre lo que sucedía en mi entorno y no me sentía como un “civil” más. Me identifiqué tanto con la policía que desarrollé incluso una respuesta condicionada cuando escuchaba sus sirenas: me preguntaba qué estaba pasando y si debía seguir ese ritmo. En ese momento, me di cuenta de que este trabajo “a tiempo parcial” se había convertido en una obsesión que ocupaba las 24 horas, los siete días de la semana. Era el momento de terminar con aquello.

 

larrys-letters-regina-anavy-otrolunes29Te gustan los temas complejos: en Larry’s letters, tu primer libro, cuentas la historia de una familia judía en los Estados Unidos y, ahora con Out of Cuba. Memoir of a Journey, te sumerges en una historia sobre un país de una realidad tan compleja como Cuba. Pero empecemos por tu primer libro: ¿cómo surgió la idea de escribirlo?, ¿qué cuenta?

Larry’s letters (Las cartas de Larry) fue la recopilación de la correspondencia de mi tío Larry que mi hermana y yo descubrimos en el banco del piano después de la muerte de mi madre en 1999. A medida que empecé a leer las cartas, vi que aquello era un libro, que contaba la historia de una familia judía en Dakota del Norte que perdió un hijo en la Segunda Guerra Mundial. Lo escribí como una contribución de caridad para una beca que la familia creó para estudiantes de periodismo de la Universidad de Dakota del Norte. En cierto modo, es la historia universal de una familia que pierde a un hijo en la guerra, todo contado a través de las cartas que los familiares se envían entre ellos. Es también un testimonio en primera persona como una forma de descifrar la historia, en tiempos anteriores al correo electrónico, cuando las comunicaciones personales eran táctiles.

 

Antes de hablar del segundo libro quiero que me comentes algo: ¿qué significa Cuba en la vida de Regina Anavy?

Cuba es un tema emocional para mí y realmente no puedo explicar por qué. Me identifico con “lo cubano”, tal vez porque soy judía. Al principio, ya lo dije, fue por mi ingenuidad juvenil. Supe de Cuba a través del lente de una excelente propaganda a favor de la Revolución y fui una verdadera creyente. Cuando perdí mi fe en la Revolución, entré en una vertiginosa crisis emocional y tuve que ser tratada por depresión. La decisión de volver a la isla 30 años más tarde fue una gran decisión y, una vez más, Cuba cambió mi vida, me trajo nuevos desafíos y fue una especie de redención personal que me permitió subsanar, equilibrar, esos errores de juventud. De modo que tengo una extraña relación personal con la isla.

regina-anavy-otrolunes29-2

 

Si tuvieras que resumirle a los lectores el contenido de Out of Cuba. Memoir of a Journey, sin adelantarle sucesos que les quiten los deseos de leer el libro, ¿qué les dirías?

Primero que todo, es una historia real. Y está llena de humor. Algunas personas lo encuentran educativo. En cierto modo, es bastante periodístico, sólo el reporte de lo que voy viendo y mi reacción a eso. En el libro tienen lugar tres recorridos principales: El primero es mi viaje psicológico y emocional, donde descubro la verdad sobre la Revolución Cubana. El segundo es todos los viajes que hice a Cuba con el fin de ayudar a un joven y a su familia a encontrar su camino “fuera del lodazal”, como él mismo dijo, y luego, al final, está el último viaje de esa familia.

 

out-of-cuba-regina-anavy-otrolunes29Se ha escrito mucho sobre Cuba, a favor y en contra, pero en tu libro, a pesar de ser muy crítico, todo es pesado en la balanza de la honestidad. ¿Crees que tu libro será bien recibido en Estados Unidos, un país donde muchos miran a la Revolución Cubana todavía con la ilusión de los primeros años?

Interesante pregunta, Amir. Cuando pienso en la promoción del libro en los EE.UU., lo que voy a empezar a hacer en algún momento, preveo una gran cantidad de preguntas molestas y hostilidad. Hasta ahora, mis amigos me han apoyado, pero ellos saben que de todos modos el tema me enloquece. He aprendido a no enojarme, lo cual es un comienzo. Mis amigos dicen, “oh, vas a estar en la lista de best-sellers del New York”. No lo creo. Mi idea sobre el verdadero éxito del libro es que una vez que se traduzca al español, se introduzca clandestinamente en Cuba en una unidad flash y se distribuya en el mundo underground literario, hasta el punto de que yo sea denunciada públicamente por el Régimen. ¡Entonces sabré que realmente lo he conseguido!

 

Hablemos de tu labor de traductora de autores cubanos: ¿qué te decidió a traducirlos?, ¿qué buscas en un autor a la hora de elegirlo para traducirlo a tu idioma, el inglés?

Empecé a traducir de Padura La novela de mi vida porque no podía encontrar el libro en inglés y quería leerlo. Luego, me quedé fascinada con la literatura clandestina que circula en Cuba, y esto me llevó a tu trabajo, Habana Babilonia, en particular. Encontré que ese trabajo de traducción me estaba enseñando español, así que cuando descubrí a los blogueros cubanos, empezando por Yoani Sánchez, me lancé a ayudar.
Básicamente, lo que busco en un autor para traducirlo es la buena escritura y una historia interesante. ¡Y no demasiado argot cubano!

 

Eres parte de esas personas que hacen una importante labor en traducir para internet a blogueros y opositores cubanos, sin que nadie te pague ni un centavo. Háblame de esa experiencia.

Sí, es extraño, sin duda, para los cubanos y personas de otras nacionalidades que alguien pueda hacer un trabajo sin ser pagado. Los cubanos sienten que todo su trabajo es voluntario. Pero en los Estados Unidos esto es parte de nuestra cultura. Mis padres me enseñaron a tener una conciencia social y a devolver algo a la comunidad. Una vez que se jubila aquí, mucha gente busca y encuentra una causa digna que les inspire. Es una manera de mantenerse jóvenes, mentalmente activos, de participar en la comunidad y contribuir a la sociedad. Es algo agradable que uno hace para nuestro propio crecimiento como ser humano. Por supuesto, se supone que ya tengas suficiente dinero para sobrevivir. He sido muy afortunada en ese sentido, es uno de los beneficios de crecer en los EE.UU.

 

Creo firmemente que Out of Cuba. Memoir of a Journey es un libro que merece ser traducido al español y a otros idiomas (pienso en el italiano, el francés, el alemán) porque en esos países todavía hay muchos que, como tu país, miran a Cuba con los ojos de la nostalgia de los 60s. ¿Tienes planes de traducirlo a otras lenguas?

Sí, se está traduciendo al español, y me gustaría traducirlo a esas otras lenguas que tú menciones, incluido el hebreo.

 

Conociendo que eres una incansable trabajadora, ¿qué nuevo proyecto literario o periodístico tienes en mente?

Mi prioridad en este momento es traducir tu libro Las Palabras y Los Muertos, y poder publicarlo. En cuanto a mi propia escritura, he pensado en una colección de relatos cortos sobre Cuba que ya están parcialmente escritos y continúan filtrñandose en mi cerebro. También comencé una historia de misterio que ocurre en Jamaica. El problema en este caso es el cambio a la ficción. No estoy segura de que pueda escribir ficción. No soy muy buena en esas cosas. Debe ser el periodista que hay en mí, siempre en busca de la verdad.