La generación del fin del mundo

Poesía centroamericana comprometida

Soconusco

jorge-chaleco

 Jorge Alberto Chaleco

 

Si la poesía es

felicidad, sueño, ilusión, esperanza, tragedia o dolor
No la busques más
Ahí va
Entre las manos bien pegadas a los vagones
Ahí va
Entre los pies de esas personas “ilegales”
Ilegales el capitalismo y el dólar
Ilegal la poesía de concursos
Ilegal la poesía de escritorio con horario de oficina
Ilegal la poesía que sólo cumple
con la política de los trámites burocráticos
Amen (dijeron el sombrerón y el cadejo)
que miran pasar los pasos nocturnos
de mis hermanos centroamericanos.

 

Jorge Alberto Chaleco. Huixtla, Chiapas, 1980. Estudios truncados en Derecho y egresado en Lengua y Literatura por la Universidad Autónoma de Baja California Sur; Estado en que ha obtenido tres premios literarios y donde ha publicado en revistas y en antologías: Testamento del Sol y 19 poetas: antología amorosa. Actualmente vive en la ciudad y puerto de La Paz, Baja California Sur, dedicándose a la promoción de la lectura y escritura creativa; además de impartir clases de lectura y redacción.

 

 

*****

daniel-garcia

Daniel García

 

Disyuntiva

No es ridículo añorar el delirante pasado de futuro tan presente,
y tampoco hay que olvidar al poeta queriendo morir al pie del último escrito que lo hizo llorar
a sabiendas que escribir es un pretexto para disfrutar la muerte.

de El silencio como medio de transporte.

 

Daniel García. Tapachula, Chiapas, 1986. Poeta loco que vive la vida loca en la última frontera del infierno: “La muerte inicia cuando los vivos despiertan”.

 

 

*****

victor-garcia

Víctor García

 

Postemas

Los que se van, se rajan.
Se abortan de la matria
cuya matriz no puede retenerlos.
Los idos son nonatos no aptos para la vida.
Parten de la madre para no ser
Parten a la madre por su no hacer.
Los idos sin papeles, sin tierra, sin rumbo.
La frontera es una cesárea
por donde miles de no nacidos
se hacen de un sueño prematuro.
La Border Patrol hace labor de parto.
Corta el cordón umbilical y expulsa a los expósitos.
Vuelven a comenzar de nuevo los no nacidos.
Van regando su líquido amniótico por todas las fronteras.
Los idos son los decapitados del capitalismo;
que empujarán interminable la misma piedra sísifa.
Derrumbados, mutilados y polvorientos
treparán la “Bestia” de Caronte.

Se aferran al lomo, la cola y la cabeza
de ese animal oxidado  que repta por el trópico.
Algunos son derribados de la “Bestia”
por el garrote de la migra.
Otros son derribados por las ramas de las ceibas
que atraviesan las vías
y quedan empalados sobre los durmientes.
No todos despiertan de ese letargo
pero los idos que más se aferran al viaje de Caronte
pasan semanas sobre la lámina
de ese dilatado animal que atraviesa cansado el trópico.
Quizá lleguen al desierto que ellos llaman oasis.
Porque antes pasarán por el hades de Reynosa, Ciudad Juárez,
Tijuana, Nuevo Laredo
y ahí los estarán esperando
para usarlos como carroña de este buitre país.

Pero los idos no renuncian.
Les heredaron el hambre mas no el miedo.
Su tesón es su ambrosía.
Van envueltos en su costal
que es su cama, su sábana, su techo, su camisa,
su bandera, su atarraya y su tumba.
Tumbados sobre su costal
esperan pasar por Veracruz
para recibir el maná de las Patronas.
Antes de llegar al hades, las hadas del hambre
lloverán bolsas de comida sobre los pasajeros de Caronte.
Algunos sacan su costal y guardan
su bolsa de arroz, frijoles y tortillas.
Otros sacan su hambre  y devoran el prodigio.
Los idos lloran porque en Amatlan los aman,
las Patronas los protegerán con su rezos
durante un breve trayecto
antes de que la Border Patrol
vuelva a hacer labor de parto.

 

Víctor García. Escuintla, Chiapas, 1975. Ha publicado los siguientes libros: uno de ensayo, Mujer de niebla (Premio Nacional de Ensayo 2001);  tres libros de poesía: Raíces de tempestad, (Editorial Daga, 2001); Tejidos, Lunarena-BUAP (2003) y Tajos (Versodestierro 2011); y varios libros de texto. Ha sido antologado en Puebla, la ira de Dios, (Secretaría de Cultura de Puebla, 1999), Espiral de los latidos: poesía joven de la zona centro del país (Fondo Regional para la Cultura –CONACULTA, 2002), Sirenas y otros animales fabulosos: antología poética. (Poesía en el andén, 2006), Miscelánea erótica (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, 2007) La luz que va dando nombre: veinte años de la poesía última en México, (Secretaría de Cultura de Puebla, 2007) Cofre de cedro, (Círculo editorial azteca 2011); y en el libro de ensayos Aristas: acercamiento a la literatura mexicana, (BUAP, 2005). Publica crítica literaria en diversas revistas y periódicos nacionales. Ha participado en diversos encuentros de poetas  y en lecturas en diferentes estados del país. Es profesor de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y colabora con la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

 

 

*****

rodolfo-giron

Rodolfo Girón

Manuscrito para que el baktún nuevo tome en cuenta estas peticiones

Después de la cosecha hémonos puesto a desgranar nuestra ebriedad
la soledad sin nubes que apetecimos en el verano
y rastrojo tras rastrojo supimos del llanto y de José Enrique Rodó
de Martí hasta Neruda caminando entre sus versos
o lejanos de su último aliento
seguros de esa brevedad   de esa certeza enloquecida
Se nos olvidó ser ceniza
dimos hombres y mujeres
pijiji’s   lagartos y mapaches, el cuestionario idóneo
para que la muerte se preguntara por Guzmán Loaera o Escobar Gaviria
Sembramos también marihuana, soledades inconclusas
el sol que despreciaste cuando la nueva economía de mercado
entró hasta tus intestinos
Hayek, muerte a la secta de Hayek
Keynes no has muerto:
Este es el poema de bienestar donde relumbra la voz de los desamparados
esos que con sus ojos marginados no han alcanzado a rumiar el arte
los trazos firmes de Pollock Orozco o los grabados de Franco Lázaro Gómez
Al rato sembraremos surrealismo
árboles que cantan sonatas y chilenas
el sustento de esta patria enrojecida
Masoquismo colectivo y entrevéase a Freud.
aunque inútil sea mi voz, mi canto, la jofaina donde a diario
me lavo el pasado que no importa
Abigael Bohórquez, hermano, Jaramillo sabe de ti
y no es porque ahora lo acompañas
ferrocarriles muertos entrarán en huelga
la tierra misma entrará en huelga
Tenemos que apoyarlos
anudar nuestras costumbres estúpidas
a su pliego petitorio aún no publicado
pero sabemos de esa inconformidad
Sabemos de esa sublevación a la vuelta de la memoria

LIBERTAD PARA ALBERTO PATISHTÁN.

 

Rodolfo Girón.  Pijijiapan, Chiapas, 1984. Es granjero marxista y Doctor en Ciencias Ocultas.

 

 

*****

josue-palomeque-bello

Josué Palomeque Bello

 

Lamentos nómadas (fragmento)

*

Esta tarde despedimos al chunco,
mi abuela se le colgó del cuello
como si con sus lágrimas quisiera
atarlo al Soconusco,
el chunco se puso sus tenis nuevos
y sus jeans para emprender el camino.
Su cara lleva todas nuestras tristezas y agonías.
Promete remesas interminables
y volver un día de estos.
En el último vagón del tren
se embarca como tantos otros.
Al norte, al norte.

 

Josué Palomeque Bello. Suchiate, Chiapas, 1985. Estudiante de ingeniería civil en el Instituto Politécnico Nacional, artista plástico. Participo en el Taller de poesía para escritores de la región Soconusco (Huixtla, Chiapas, México 2006), curso-taller Disecciones sobre el monstruo, Vicente Quirarte en su literatura (México, DF 2011); ganador del primer lugar en el Concurso Interpolitecnico de Poesía 2011 “Leopoldo Ayala” (México, DF 2011), ganador de los Juegos florales Netzahualcóyotl de Rio Grande Zacatecas (Rio Grande, Zacatecas, México 2012), ganador del segundo lugar de los Decimo primeros juegos Florales del Cupatitzio (Uruapan, Michoacán, México 2012). Su obra ha sido publicada en la edición virtual de la UTCV de la ESIA-UZ del IPN y en Entre el cuento y la poesía (aun en prensa) (Dirección de publicaciones IPN).

 

 

*****

ameht-rivera

Ameht Rivera

 

Contraversia

Oh funestos semilleros de poetas
oh joven catástrofe de la nueva literatura
oh pequeños dioses de su egoverso
oh groseros resabios de Homero, Dante y Baudelaire
mujeres de esquina sucia balaban del amor
como un fruto del menosprecio
oh Perséfone
oh lira de Lesbos
oh Undécima Musa
mujeres que acusáis al macho sin razón
y sembráis el fruto podrido de tu sexo
en su poema de lista del mercado
y ustedes perros a/rrimados
al rededor siquiera de la honorífica mentada
de un grupo colegiado de catadores de poetas
pequeñas putas parricidas
lengüeteros, aduladores,
viendo la nieve por primera vez
a través de una persiana americana
jamás vuelvas a esta tierra tropical porque tibio te vomitará!
devuélvenos en boñigas de versos
la mitad del presupuesto que era para abonar el campo
oh mono gramático de las fiestas elegantísimas!
piensas en Europa mientras besas el culo menudo
de poetas extranjeros
y te avergüenzas de los frutos azules que ofrecen las ceibas de tu patria
poeta literal
tu oficio no es más digno que el de la puta de tu poema con zapatillas rojas
que por cada vez que abre las piernas tumefactas
pone un pan de sudor sobre la flaca mesa de su casa
rodeada de niños que no aprenderán a leer jamás lo que escribiste
acerca del antiquísimo oficio de su madre
lánguida poesía, literatura exangüe
una antología es un ramillete de educadas rosas
y no de la mejor cosecha de poesía
quién sabe si a estas horas un mal poeta
esté (contra todo pronóstico) componiendo un poema más perdurable
que las suaves pirámides de versos del poeta que escribe con guantes y mandil
desde su recámara aséptica con silencio acondicionado
en qué rincón de mayo se ocultan los artistas de la sangre?
los que ponen un pálpito de vida en cada párrafo
los que escriben amor con la misma mano
con que sostienen el pene lánguido mientras orinan
los que embeben el verso de sudor, saliva, y llanto,
de la espesa y vigorosa fragancia de lo vivido
porque cuando digo “mujer” digo también sexo, tortillas, shampoo,
góndola y golondrina
no es el adjetivo preciso lo que embellece al sustantivo, sino el poeta preciso
el que fue borracho tendido sobre una banqueta diurna
cartero, amanuense, paletero, suicida, cancionero, fumador y organillero,
pero nunca nació para ser poeta!
y nunca entendió por qué Antonio de Nebrija
por qué Octavio Paz
por qué Borges
por qué Dámaso Alonso
por qué Andrés Bello
por qué la M antes de la P
y por qué nadie había escrito jamás
que el amor y un cangrejo con cinco patas
son una misma y tristísima cosa
y son de hermosura pareja para el poema
un suicida que un ángel caído
la lectura de Heródoto que la de las imprecisas líneas de la mano
que a los ojos de un ser omniatributos
da lo mismo un gnóstico que un agnóstico
ambos saben que el silencio es antes y después del Ser
a dónde están los cerúleos rebaños de vanguardias
hay dos cosas que en el lector persisten más que un manifiesto:
la emoción y el bello uso del lenguaje,
aunque bello no es sinónimo de lenguaje canónico
porque esta lengua en que te escribo es una versión corrupta del latín vulgar
y las palabras ilustres del latín culto, son ya, sólo pájaros de quieto mármol
un poema es un miembro escindido de un poeta lagarto
oh poetas de academia!
vengan a reventarse las venas y la garganta conmigo
vengan a escupirme el rostro con su saliva azul de salamandra
a decir que es mierda lo que escribo,
pero no os olvidéis que tanto la poesía como la mierda
son completamente inútiles
quememos un día todos los libros de poesía del mundo
y a la mañana siguiente el panadero estará metiendo al horno su pan puntual
y el lechero su mano humeante bajo las falda infiel de la mujer casada
mientras el negro apetito asistirá sin tardanza
a morder los estómagos de niños pobres
que ya, de tanto apetecer, tienen una úlcera en el hambre
y si no tenéis nada absurdo que decir
mejor cállate las manos!
cierra también tus sordos ojos
no respires durante estos 30 i 3 segundos de petulancia que te provoco
y mira como ardo en mi hoguera ecléctica
abonada con la sangre lenta de mis escritos heréticos
calcinado como otros tantos pájaros del medioevo,
sin ser Giordano Bruno.

 

Ameht Rivera. Cacahoatán, Chiapas, 1982.  Ha publicado los poemarios Alebrijo Librejo (Editorial, Public Pervert;2011) y Rosas i Spinettas (Editorial Espejitos de Papel, 2012). Es director del periódico regional EnSUMA y organizador del Festival Mesoamericano de Poesía (Soconusco).

 

 

*****

balam-rodrigo

Balam Rodrigo

 

2. El viaje. El río. El cambista

Voy a cobrar unos quetzales a Malacatán.
Acompáñame, hijo. Allá compramos carne,
los cortes son aún a la manera de antes,
tal como eran aquí.

También compramos pollo campero y pan
en el mercado: “vámonos pues, aún es temprano”.

Entre Colinas del Rey y la carretera panamericana
una camioneta oxidada y ocho pesos:
¡Talismán! ¡Talismán! grita el cobrador
a cada cuerpo que viaja en silencio a la frontera.

Todo a nuestro alrededor es verde:
vertical y horizontal, el verde.

Bajar junto a la aduana mexicana
y caminar sin que haya preguntas, documentos.

Nada de eso importa, todos lo saben: no existimos.

Más allá, un falso pasillo repleto de uniformados
y rejas: sordo cardumen de pájaros desteñidos.

Llegamos al pie de una galera de hormigón,
la aduana guatemalteca.

Triciclos, ir y venir de cuerpos. Olor a rancio mar,
sudor, olor a mar muriéndose.

Cincuenta metros y estamos al pie de los cambistas:
pacas de dólares, quetzales, pesos.

“Güero ¿cuánto vas a cambiar hoy?”.
Cien quetzales.
“Tené: cabal la paga, manito…”.

Atravesamos la sombra de hormigón
y tomamos el taxi hacia Malacatán.

Seis quetzales hasta la boca del mercado:
treinta minutos de varios y borrosos nombres de aldeas.

Atrás ha quedado un río que parte el odio en dos países:
ficción de agua que no cesa de fluir, como la sangre.

 

Balam Rodrigo. Villa de Comaltitlán, Chiapas, 1974. Exfutbolista, diplomado en teología pastoral y biólogo por la UNAM. Autor de doce libros de poesía: Hábito lunar (2005), Poemas de mar amaranto (2006), Silencia (2007), Larva agonía (2008), Libelo de varia necrología (2006 y 2008), Icarías (2008 y 2010), Bitácora del árbol nómada (2011), Cuatro murmullos y un relincho en los llanos del silencio (2012), Logomaquia (Puerto Rico, 2012), Braille para sordos (2013), Desmemoria del rey sonámbulo (2013) y Libro de sal (en prensa). Su obra literaria ha obtenido diversos reconocimientos, entre otros, el Certamen Internacional de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz 2012. Actualmente ejerce como académico y conferencista en materia de religiones, bioética y tanatología en instituciones del sector salud.