Eduardo "Edo" Sanabria

Dossier

Edo-Portada--Artes-Plasticas-Otrolunes31

Eduardo “Edo” Sanabria es ya, pese a su juventud (nació en 1970), un nombre imprescindible en la historia de la caricatura y el humor en América Latina; lugar que se ha ganado desde su natal Venezuela, gracias a una seriedad crítica en sus trabajos, a una coherencia ética profesional y humana, así como a una consecuente y sostenida labor en el terreno del periodismo gráfico, que le han permitido colocarse en la cima de su difícil profesión junto a otros reconocidos creadores venezolanos.

Algunos detalles podrían definirlo: Supo de niño que quería ser dibujante, recuerda con nostalgia el primer cómic de historieta que compró (Memín Pinguín), se sintió raro después cuando sus amigos elegían carreras tradicionales mientras él sólo soñaba con dibujar, su serie de cómics preferido es Los Simpsons, tiene como talismán la constancia y el trabajo, quiere que Venezuela vuelva a ser un país de matices y no en blanco y negro, y de sus dos décadas de profesión dice haber aprendido que en el humor, así como en la vida, menos es más. Tal vez por eso uno de sus “vicios profesionales” es mantenerse informado, alimentándose de las noticias, básicamente a través de la radio o Internet, y sólo comienza a dibujar a lápiz cuando siente que ha captado la esencia y que su aporte no se quedará en la superficie, convencido de que en su oficio las ideas que se trasmiten son más importantes que el color o la técnica utilizada.

Conocedor del poder de las tecnologías contra todo tipo de censura, basta dar un paseo por internet para notar que, además de la interacción con las personas y de constituirse en el mecanismo perfecto para que su obra atraviese el mundo de un extremo a otro dando a conocer la realidad social que tanto le preocupa como ciudadano, confiesa que le permite mantener un fascinante y enriquecedor sistema de retroalimentación con el público: “ahora las ideas no las anoto; las tuiteo y veo la reacción de los seguidores. Es un gran termómetro que me permite ver si la idea tendrá buen impacto”.

Lo que más llama la atención en sus trabajos es la responsabilidad histórica con la que Edo asume su papel como movilizador de conciencia; labor riesgosa que ya viene trayéndole problemas en un país donde las libertades de expresión van siendo cada vez más acorraladas por la intolerancia. En esa labor de concientización sobre los graves problemas que atraviesa hoy Venezuela, el trabajo de este ilustrador, dibujante y caricaturista es, sin dudas, la de un cronista que mira con ojos críticos y de preocupación sincera la realidad.

Damos las gracias a Edo por la cortesía que nos permite dedicarle este dossier.

Amir Valle

Director General

 

*****

 

Entrevista

Galería