No te comas las uñas de la ciudad y otros poemas

Poesía

Amora Pêra

amora-pera-poesia-OtroLunes42Amora Pêra (Rio de Janeiro, 2 de febrero de 1981) – Poeta, cantante, compositora y performer. Hizo su debut poético en Montevideo, en el festival Gusto Tuyo en 2010. Posteriormente participó en el Mundial Poético de Montevideo y en el Festival Poquita Fe, en Chile. Publicó por primera vez, durante un año, en el sitio colectivo de autores .TXT. Amora es responsable, en sociedad con Pedro Rocha, de la cArtonerA cArAAtApA, por medio de la cual publicó su primer libro ‘Saudade de mim a gente’ (2013). En su extensa relación con la música, es cantante y compositora de la banda Chicas y prepara su primer álbum solo ‘Adupé’.

—**—

parvo cuerpo provo cado
poema para cuerpo oculto

…reconocemos estar localizados en
territorio indígena no cedido.’

 

este cuerpo (e)migrante sólo existe cuando camino
este cuerpo fronterizo extranjero
este cuerpo medio entero en huida como constante nostalgia
de la vida
este cuerpo en tránsito
sin contacto
sin puntos
sin puente
estos cuerpos sin tierra no son míos
son yos

este trazo corte en la geografía que separa el dinero, define las gentes?

esa pareja en el mar nunca llega
esos cuerpos sin papel ni paso
llenos de agua en el pulmón
este cuerpecito caza cariño quiere un nido prestado
este cuerpo  huesudo invisible en la boca del buitre
en la orilla de la playa
es ofensa, no ofrenda
ese esqueleto sin nombre en el muelle tiene trae hace la historia
ese cuerpo negro pálido tieso flácido lucha
hasta el final anda nada lleva corre naufraga hacia mí
esos cuerpos distantes me complican, son mis parientes
abuelos, padres, partos
este cuerpo

este cuerpo torpe pesa en el bolsillo
no me refleja
no puede ser ‘obra de vientre de mujer’
esos cuerpos presos fuera no tienen puerta
esos pueblos se cortan con rejas y corren
desde un enemigo hacia otro
esos pueblos apocados bandera clavada en medio de la garganta
esos pueblos ‘eligieron entre la resistencia desesperada o perecer de manera apática’
este cuerpo lío enclenque no sabe qué lengua habla
este cuerpo uniforme sabe bien dónde dispara
este cuerpo patrón tiene poca tinta
en la piel y en la vena
no de débil de hueco
esos cuerpos no resuenan sin ruca.

—**—

Ayer

vi  una burqa en la rambla
seguía un hombre
él la lleva por lo que semeja una mano
la lleva por lo que siembra
la lleva por lo que acuerda
por  lo que olvida
él la lleva

ayer vi una burqa en la rambla

me dicen que bajo el costumbre
hay una mujer
bajo el pañuelo
hay una mujer
hay una mujer arrodillada
me dicen
de abajo y después de todo
hay una mujer

me dicen que la mujer es lo más
sucio y sagrado
y por eso

(nunca adelante de un hombre)

miramos a una burqa
y no una mujer.

—**—

no te comas las uñas de la ciudad

esta mano no es tuya

No corras por las calles con tanta naturalidad
Respeta la autoridad
las arrugas de la polis

No contestes al joven, joven
No rompas los agujeros, digo
los bancos

“Bancos arruinan personas
que arruinan bancos
que arruinan personas
que arruinan bancos que”

No te sientes en la plaza
No hables con los animales

Hija, no temas a la nueva arquitectura
que la tapia es protección
contra el peligro que eres tú

No gruñas en la ciudad su inmunda y robusta rabia

Cepíllate las encías, límpiate el culo
Sé de paz cuando se acabe el agua

Sé de tregua
Extiende la bandera blanca
Cuando vuelen hacia acá las bombas
Deja que el ojo lagrimee
No cubras el rostro
No cubras el vuelto

Desaprende a caminar junto

Si los edificios caen, así es
No hay nada que hacer
Los amigos mueren en un balazo que se pierde
En un puñetazo que se lanza
¿Qué decir?

Si los hombres te comen
y los hijos involuntarios desaparecen
negra por detrás
blanca por delante
historia presente del miedo pariente
el futuro la deshace.

Duerme hijita al sonido del estómago
Duerme al sonido de dios callado
Bajo los gritos en la villa al lado
Duerme y acepta
No, no sueñes
No, no sueñes
No, no sueñes.

—**—

Tía nietecita

Mi mamá tenía una tía
llamada por todos Nieta,
cuñada de mi abuela,
mujer del hermano de ella,
hasta una semana atrás.

Siete años antes, él,
tío de mi mamá
de mi abuela, hermano,
saltó, sin aviso, hacia afuera de la vida ya muy bien vivida,
pero, aún así, sin señalarlo a Nieta;
su mujer de largo camino en pareja.

El diecisiete de mayo menos siete años gritaba ella:

Mauricio!!
No es esto lo que acordamos!
No es lo que acordamos!
No es esto, Mauricio!

Siete mayos más, mandan, como números que deciden las causas,
Nieta, esa sí, no señaliza, verbaliza el aviso:

Sábado
cierro
mis ojos.

Siete días.

Y en contra del rumbo de la nostalgia
mi tía Nieta
no despertó.

El diecisiete de mayo mi mamá siempre me felicitó.
Fue el día de la fundación de nuestro amor.
Y desde toda su libertad todas las veces repetía:

Fue el día que te hicimos.

—**—

 

del dolor chileno rasga la garganta

desahoga rabioso en el hablar
su rebeldía

es que esto que el casco oculta
el poema desvela y grita

llama mamá pa dejar su niñez
y desde el valle
llama papá pa dejar su niñez de viejo

los viejitos acá cortanse  las gambas los brazos
los viejitos acá cortanse
cortanse las gambas y brazos en la calle
cortanse las piernas y brazos y rostro en la calle

que se la mire la sangre

la sangre es mujer
(en portugués es hombre)
pero la sangre es concha.
la sangre es mujer
mira la sangre goteando!
ve la sangre bajo los pies de las gentes!
mira la sangre!

jóvenes viejitos vienen del vientre viçoso de Chile y
cortan se por posicionarse

hay animales que ya lo nacen con alas;
se pisa el piso cargado
se limpia, en el aire, los pies.

Oye, tipo! ¿pa donde grita que es el cambio en el cuerpo?
¿tu transito vocal desde el civil hasta poeta, que pórtico pasa?
la copla se hiso discurso pero no distinguimos la frontera en la tarde.
era, pero, ahora?
dale
Chile no es isla, cucháme!

palabra de punta
herida
armada
libertada!

en las voces viene el vuelo:
en una d muda, o una b corta o larga, yo qué sé..
un t que molesta,
importuna en el pecho,
directamente aburre y queda bullicioso.

cantan consonantes su robustez oral;

dicen papá,
exponen párpados,
apuntan pegados y entonces,
dicen decía,
ya y oye.

y repiten o renuevan

Chile,
cuchillo,
cordillera reverdecida…

(como) gente que des olvida, o sea, que se no puede olvidar el sabor de la tierra.

un dolor colectivo cuando apoemado pero
intimo
intimo
intimo

cintado
colgado a la dermis.

este tema atravesado,
intocado por nadie.

Traducción del portugués de Milena Paixão